Elon Musk, quien está en proceso de comprar Twitter, habría pagado 250.000 dólares para silenciar a una azafata que lo denunció por acoso sexual. A través de su empresa SpaceX, el magnate habría destinado en 2018 esa suma para resolver la acusación en su contra, que data de finales de 2016. 

Se trata de una exempleada de la firma de Musk, que se desempeñaba en los vuelos comerciales. A bordo de uno de los aviones, el fundador de Tesla le mostró su pene y le ofreció obsequios a cambio de masajes y sexo, según informó una amiga de la azafata este jueves a Business Insider. 

La situación de acoso se habría dado durante una sesión de masajes que ella le daba a él durante un viaje a Londres, como parte de su trabajo. Al ser contratada por la empresa, le solicitaron que sacara una licencia de masajista para poder ofrecer el servicio. 

Musk le habría pedido que, una vez en el hotel, fuera a su habitación para que le diera "un masaje de cuerpo entero". Cuando la empleada entró, él la esperaba "completamente desnudo" tapado con una sábana y durante el masaje él "expuso sus genitales", la tocó y “se ofreció a comprarle un caballo si ella hacía más, refiriéndose a actos sexuales", relató su amiga, quien se mantuvo en el anonimato por "seguridad personal". 

El pago de los 250.000 dólares

"Estaba realmente alterada, no sabía qué hacer. Ella pensó que las cosas podrían volver a la normalidad y haría como si no hubiera pasado nada", detalló sobre ese día y lo que vino después: "empezó a sentir que estaba recibiendo una especie de represalia en la que le recortaban los turnos, y empezaba a sentirse realmente estresada", señaló. 

Al percibir esa situación, elevó la queja al área de Recursos Humanos de SpaceX y acordaron una reunión con un mediador. Para evitar una demanda judicial y una denuncia pública, ambas partes firmaron un acuerdo de despido y ella aceptó el pago a cambio de no comentar la situación. 

El magnate niega la historia

La respuesta de Elon Musk

La publicación de la historia llegó mientras Musk se encuentra en Brasil por el lanzamiento de uno de sus satélites. El millonario consideró que la revelación de esta historia es un "golpe por motivos políticos"

"Si estuviera a favor de participar en el acoso sexual, es poco probable que esta fuera la primera vez en toda mi carrera de 30 años que sale a la luz", declaró en conversación con Insider. 

En diciembre del 2021, al menos seis empleadas de Tesla denunciaron acoso sexual por parte de otros empleados en las plantas de California. Según habían expresado, vivieron "una pesadilla" en el ambiente laboral, que estaba cargado de machismo.