El transportador de televisión Roku podría perder la app de YouTube TV en los próximos días por una disputa que mantiene con Google. Según la compañía, Google lleva a cabo "conductas anti-competitivas" que dispararon el conflicto, como usar su poder de monopolio para insistir en términos injustos y anticompetitivos con respecto a cómo Roku maneja los resultados de búsqueda de contenido de YouTube, datos de clientes y más.

De hecho, Roku envió un comunicado a sus usuarios en el que les advierte que podrían perder la app de YouTube en poco tiempo, algo que significaría un duro golpe para quienes compraron el servicio. En el documento, explicó la disputa e instó a los usuarios a comunicarse con Google para expresar sus inquietudes.

Según el comunicado de Roku, Google solicita un trato especial en el servicio, que hoy incluye una fila de resultados de búsqueda dedicada para YouTube que aparece después de que un cliente realiza una búsqueda por voz universal. De acuerdo con las demandas, Google querría una nueva barra de búsqueda exclusiva para YouTube en su interfaz, algo que no tiene ningún otro servicio de streaming.

La plataforma recordó a The Verge que la subsidiaria de Alphabet se encuentra bajo la lupa de gobiernos en todo el mundo por sus prácticas. De esta manera, cree que es “escandaloso” que también trate de “manipular” resultados de búsqueda.

La música y las películas en Roku.tv

Por otra parte, Google también solicitó que solo se mostraran los resultados de búsqueda de YouTube o YouTube Music cuando la aplicación de YouTube está abierta, algo que anula las preferencias del usuario de Roku para hacerlo. Esto tiene otra consecuencia: Roku no podría decirle a sus clientes si lo que aparece en su búsqueda de YouTube ya fue pagado o comprado en otro servicio. Para el servicio de televisión, esto no solo los perjudica a ellos, sino también al cliente, porque no se respetan sus preferencias. 

El servicio de televisión es de los más utilizados en Estados Unidos

En el servicio de Roku, los clientes pueden configurar su propio proveedor de servicios de música preferido para sus solicitudes de música.

En este sentido, Roku denunció que las amenazas de Google no son nuevas, sino que hace más de un año ya habían alertado que eliminarían YouTube de Roku si no cumplían con esa demanda en particular.

Las demandas de Google implicarían gastos en Roku

Además de todo lo solicitado anteriormente, Google también demandó los datos de clientes que salen del ámbito de las prácticas estándar de la industria, según declaró un portavoz de Roku a TechCrunch. La compañía aseguró que estos datos no están disponibles para ningún otro socio y tampoco quiere compartirlos con Google.

Por último, Google también quiere reservarse el derecho de solicitar nuevos requisitos de certificación, según sea necesario, para llevar YouTube, cambios que podrían afectar el costo del hardware de Roku. Según Roku, estas demandas ya habían sido hechas anteriormente, pero ahora se incluyeron en el acuerdo por Youtube TV.

El dispositivo de Roku podría aumentar de precio con las nuevas demandas de Google

Roku compite directamente con el Chromecast de Google, pero se vende a un precio significativamente menor. Sin embargo, estas demandas podrían hacer que el costo de cada dispositivo Roku, que actualmente se vende a unos 29 dólares, aumente significativamente. De esta manera, se cerraría la brecha que mantiene con el Chromecast, que vale 50 dólares.

Roku se negó a decir si presentaría o no sus quejas ante los investigadores antimonopolio, y señaló que, por ahora, se centra en cerrar el trato para YouTube TV. "Dadas las demandas antimonopolio contra Google, las investigaciones de las autoridades de competencia sobre el comportamiento anticompetitivo y las audiencias del Congreso sobre las prácticas de Google, no debería sorprender que Google ahora esté exigiendo condiciones injustas y anticompetitivas que perjudiquen a los usuarios de Roku", dijeron a TechCrunch.

Qué dijo Google sobre la disputa

La compañía que dirige Sundar Pichai emitió un comentario en el que alegó que los dichos de Roku son inexactos. "Desafortunadamente, Roku a menudo se involucra en este tipo de tácticas en sus negociaciones. Nos decepciona que hayan optado por hacer afirmaciones infundadas mientras continuamos nuestras negociaciones en curso", escribieron.

Sobre las denuncias de solicitud de datos y preferencias en el buscador aseguraron: "No hemos realizado solicitudes para acceder a los datos del usuario ni interferir con los resultados de la búsqueda. Esperamos poder resolver esto por el bien de nuestros usuarios mutuos".

"Hemos estado trabajando con Roku de buena fe para llegar a un acuerdo que beneficie a nuestros espectadores y sus clientes. Todo nuestro trabajo con ellos se ha centrado en garantizar una experiencia constante y de alta calidad para nuestros espectadores", concluyeron.

Roku se convirtió en uno de los gatekeepers más grandes en la industria del Video-On-Demand (VoD) a escala global. Según Protocol, solo en América del Norte tiene el control de alrededor de un tercera parte de todas las interacciones entre los usuarios y las Smart TVs.

Roku representa más que nunca un peligro para el negocio de Google. Solo en 2020, gracias al avance de la pandemia, los ingresos de la dueña de Quibi crecieron en un 81 por ciento, para un gran total de 650 millones de dólares. Según agregó The Verge, Roku planea invertir en películas y series propias para adentrarse en el negocio del streaming.