Elon Musk todavía no llegó oficialmente a Twitter, pero algunos de sus proyectos ya se están haciendo realidad. Entre sus planes para potenciar a la red social, el magnate había pensado en reducir sus costos y hasta contratar a algunos famosos. Con esto en mente, la empresa despidió hoy a algunos de sus ejecutivos más importantes y, además, anunció que congelará nuevas contrataciones por el momento. 

Según anunció el (ahora ex) líder de productos de consumo de Twitter, Kayvon Beykpour, el CEO de la empresa Parag Agrawal le pidió que se fuera después de informarle "que quiere llevar al equipo en una dirección diferente". Y no solo eso, sino que Bruce Falck, gerente general de ingresos y jefe de producto de la parte comercial, también confirmó vía Twitter: "Yo también fui despedido por Agrawal". Más tarde, borró el posteo. 

Por su parte, el portavoz de Twitter, Adrian Zamora, confirmó los cambios a los medios y dijo en un comunicado: “Podemos confirmar que Kayvon Beykpour y Bruce Falck dejarán Twitter. Jay Sullivan es el nuevo gerente general de Bluebird y gerente general interino de Goldbird. A partir de esta semana, pausaremos la mayoría de las contrataciones y reposiciones, a excepción de los roles críticos para el negocio. Estamos reduciendo los costos no laborales para garantizar que seamos responsables y eficientes”.

Además, Agrawal —que hace dos semanas había anunciado que no se planeaban despidos— envió un memorando interno al que accedió The Verge en el que dijo: "Al comienzo de la pandemia en 2020, se tomó la decisión de invertir agresivamente para generar un gran crecimiento en audiencia e ingresos, y como empresa no alcanzamos hitos intermedios que permitir la confianza en estos objetivos"

Despidos en Twitter

El CEO de Twitter comenzó con una reorganización en diciembre del año pasado, cuando llegó a su puesto para reemplazar al fundador de la red social, Jack Dorsey. En ese momento, Twitter despidió a su director de diseño, Dantley Davis, quien se unió a la empresa en 2019, y a su jefe de ingeniería, Michael Montano, quien se unió en 2011. Poco después, la empresa perdió a dos líderes más: el director de seguridad de la información, Rinki Sethi, y el responsable de Seguridad, Peiter Zatko (Mudge). Por eso, no sería sorprendente ver más cambios en la organización de Twitter y su liderazgo en los próximos días.

“La verdad es que no es así como ni cuando me imaginaba dejar Twitter, y esta no fue mi decisión”, escribió Beykpour en Twitter. El ejecutivo estaba de licencia por paternidad cuando recibió la noticia, señaló. "Aunque estoy decepcionado, me consuelan algunas cosas: estoy INSANAMENTE orgulloso de lo que nuestro equipo colectivo logró en los últimos años y de mi propia contribución a este viaje", agregó Beykpour antes de enumerar los logros que tuvieron lugar bajo su liderazgo.

En un hilo de Twitter, Bruce Falck agradeció a los ingenieros con los que había trabajado y dijo: "Cuando todo está dicho y hecho, lo que importa es el trabajo: Mejoramos nuestra publicación de anuncios, predicción, análisis, atribución, facturación, API, y muchos más sistemas, mejorando sustancialmente nuestra confiabilidad y escalabilidad”.

Los cambios de Elon Musk en Twitter

Estos despidos van en línea con las propuestas que hizo Elon Musk en distintos bancos, que buscan mejorar los resultados de Twitter y así "liberar el potencial de la red social", uno de los deseos más grandes del CEO de Tesla y SpaceX. Según reportes de medios estadounidenses, Elon Musk sugirió despedir trabajadores, invitar a personas influyentes a crear contenido e introducir servicios de suscripción para mejorar los resultados de Twitter.

Por esto, puertas adentro de la compañía reina la incertidumbre, ya que Elon Musk todavía no llegó a la red social. Por eso, muchas de sus ideas están en el aire y no tienen una aplicación concreta ni un plan de negocio, algo que hace que muchos empleados se pregunten si son parte del futuro de la empresa. Business Insider informó que algunos empleados ya están buscando una salida ante la llegada de Musk, mientras que Fortune reportó que el interés en trabajar en Twitter aumentó más de 250%. Con despidos en marcha y contrataciones congeladas, la plantilla de la red social se reducirá, al menos en el corto plazo.

De hecho, las ideas que presentó Musk a los banqueros no las incluyó en los planes formales que se presentaron al directorio de Twitter. En cambio, dijo que se aseguraría de que el acuerdo sea rentable. El comportamiento errático del magnate confunde a muchos, y hasta a veces se contradice a sí mismo. Aunque declaró que quiere hacer que Twitter gane dinero y que se vuelva rentable, el 14 de abril pasado dijo que Twitter "no es una forma de ganar dinero", y agregó: "No me importa la economía en absoluto".

Musk tiene otros planes específicos para los productos de Twitter, como verificar a los usuarios que pagan las suscripciones de Twitter Blue, cobrar por los tweets incrustados y otros cambios diseñados para aumentar los ingresos y los usuarios de Twitter. Sin embargo, no está claro qué significa eso para todos los productos que el equipo de Beykpour encabezó.

Twitter no es la única plataforma importante que busca reducir costos. Meta también adelantó que tiene la intención de dar marcha atrás en sus planes de contratación y finalizó algunos proyectos en su división Reality Labs.