El FBI completó la pericia de la bala que fue disparada por Alec Baldwin el año pasado durante la grabación de Rust, una película western que estaba en producción y ocasionó el fallecimiento de la directora de fotografía, Halyna Hutchins.

Ahora, los investigadores deberán sumar los resultados, que aún no trascendieron a la prensa internacional, y enviar el caso a la fiscalía para que consideren los posibles cargos. 

Alec Baldwin momentos luego del disparo

Según Variety, gran parte de la investigación está enfocada en cómo una bala de verdad se filtró en el set y la armera Hannah Gutiérrez Reed, de 24 años, quien estaba trabajando en ese rol por segunda vez, está en la mira.

Por otra parte, los investigadores aún esperan recibir los registros telefónicos de Baldwin, casi siete meses después de que el actor entregara su teléfono. Según Juan Ríos, vocero de la Oficina del Sheriff del condado de Santa Fe, esos resultados están "próximos", y una vez recibidos, los investigadores tendrán que revisarlos minuciosamente antes de remitir el caso a la Fiscalía

Cómo fue el hecho 

El 21 de octubre del 2021 las filmaciones de Rust se estaban llevando a cabo para poder estrenar la película durante este año. Baldiwn, quien debía usar un arma de utilería en una escena, al probarla se dio cuenta de que contenía balas reales cuando le disparó a la directora de fotografía, quien perdió la vida, y al director, Joel Souza, quien se salvó.

Como consecuencia, el hecho logró trascender en el mundo entero y provocó el shock de los fanáticos del actor: Baldwin es uno de los artistas de Hollywood que más se dedica a la filantropía, entre todos esos proyectos teniendo una ONG dedicada a la erradicación de armas en las casas estadoundenses.

Un mes después de la tragedia, la expareja de Kim Basinger volvió al ojo público para brindar una entrevista en donde, entre lágrimas, afirmó: "El gatillo no fue apretado. Yo no apreté el gatillo. Nunca apuntaría con un arma a nadie y apretaría el gatillo, nunca".

El actor volvió a la escena del fallecimiento de la cineasta e intentó reconstruir el momento previo a la filmación. "Alguien puso munición real en esa pistola, una bala que ni siquiera debía estar en el edificio", sostuvo.

A pesar de lo que se dijo al principio apenas trascendió el hecho, al día de hoy Baldwin afirma no haber sido quien apretó el gatillo.

Al hablar de la muerte de Halyna Hutchins, quien se encontraba casada y tenía un hijo pequeño, rompió en llanto debido a su trágico e inesperado final. "No me parece real", pronunció.

Además, la productora que se encargaba del rodaje de Rust fue multada por 136 mil dólares por fallas "graves y deliberadas".