Ya sea por su personaje del detective David Mills en "Los Siete Pecados Capitales", Tyler Durden en "El Club de la Pelea" o Cliff Booth en la reciente "Érase una vez en Hollywood", siempre habrá una forma de reconocer y describir a Brad Pitt. El actor, de 58 años, es uno de los más reconocidos y exitosos de su generación, con dos premios Óscar en su currículum y decenas de películas tildadas de clásicos. Sea de sus primeros o úlitmos filmes, Pitt demostró que su calidad está intacta, y muchos esperan volver a verla en la próxima "Bullet Train", que saldrá en el segundo semestre de este año. Sin embargo, esos seis meses podrían ser los últimos de su carrera. Y el mundo podría quedarse muy pronto sin más películas de Brad Pitt. 

"Me considero en mi última etapa, este último semestre o trimestre. ¿Qué va a ser de esta etapa? ¿Y cómo quiero diseñarla?", se preguntó en diálogo con la revista GQ. En esa entrevista, Pitt reveló además que "siempre se sintió solo": "Solo cuando era pequeño, solo incluso aquí y hasta hace poco no me he sentido más arropado por mis amigos y mi familia".

"Hay un verso de Rilke, o de Einstein, te lo creas o no, que trata sobre cómo vivir en la paradoja de albergar un dolor muy grande y al mismo tiempo sentir una alegría de verdad. Eso es madurar, crecer como persona", agregó el actor.

En este sentido, recordó que "pasó años con una depresión de bajo grado, y no fue hasta que llegó a un acuerdo con eso, tratando de abrazar todos los lados de sí mismo, la belleza y la fealdad, que pudo atrapar esos momentos de felicidad". "Creo que todos tenemos el corazón roto", lamentó.

El final de un grande

Hasta la entrevista con GQ nadie había pensado en un posible retiro de Pitt, qu ehabía ganado el Oscar a Mejor Actor de Reparto por "Érase una vez en Hollywood" en 2020. De hecho, el 4 de agosto llegará a la pantalla grande la película "Bullet Train", protagonizada por el actor junto a Sandra Bullock, Aaron Taylor-Johnson y Bad Bunny. 

Además, coprotagonizará la película "Babylon" junto a Margot Robbie, estrella de la película "Barbie". El filme, que Paramount estrenará en Navidad, es una vieja epopeya de Hollywood que se centra en figuras de la industria que se adaptan a la transición del cine mudo al sonoro.

Brad Pitt protagonizará "Bullet Train"

Sin embargo, estas podrían ser las últimas participaciones de Pitt frente a una cámara. Sin embargo, no dijo qué podría pasar detrás de cámara. Hace ya muchos años que el actor se convirtió en productor de películas muy exitosas y recordadas, como lo fue "12 años de escalvitud", ganadora del Oscar a Mejor Película en 2013.

De hecho, este año está detrás de producciones como "Blonde", el drama biográfico de Andrew Dominik que protagoniza Ana de Armas como Marilyn Monroe, y el esperado drama de Sarah Polley, "Mujeres que hablan", una adaptación de la novela de Miriam Toews. La película, protagonizada por Rooney Mara y Frances McDormand, se centra en un grupo de mujeres menonitas que se unen contra sus violadores. "Es una película tan profunda como cualquier otra que se haya hecho en esta década", dijo Pitt a la revista GQ sobre "Mujeres que hablan".

El recuerdo de Tarantino

Anteriormente, Quentin Tarantino (el cineasta con quien Brad Pitt trabajó en dos ocasiones) había mencionado sobre el futuro retiro del actor. “La industria perderá a uno de los últimos grandes intérpretes de la gran pantalla”, había mencionado el director de Pulp Fiction.

“Está hecho de otra pasta. Y siendo francos no creo que se pueda explicar exactamente qué es lo que tiene, porque sería como describir el fulgor de las estrellas. Me di cuenta cuando rodamos Bastardos sin gloria. Cuando Brad entraba en escena, no sentía que estuviera mirando por el visor de la cámara, sino que estaba viendo una película directamente. Su sola presencia en el encuadre creaba esa impresión”, había agregado al respecto.

Tarantino dirigió a Brad Pitt en "Bastardos sin gloria"

Mientras piensa en su retiro, Pitt descubrió un factor clave para mejorar lo que podrían ser sus últimos días como actor. "La música me da mucha alegría", admitió en diálogo con GQ. "Creo que la alegría ha sido algo que he descubierto más tarde en la vida", concluyó.

Brad Pitt pasó por todo tipo de géneros y trabajó con mil y un cineastas, como Terrence Malick, Steven Soderbergh, David Fincher, Gore Verbinski o Tony Scott, además de los ya mencionados y muchos otro.