La artista californiana Billie Eilish alcanzó recientemente la marca de mil millones de reproducciones en YouTube con su hit "Bad Guy", y para celebrarlo la plataforma y Google Creative Lab crearon "el primer video musical infinito del mundo", un clip siempre cambiante compuesto por miles de covers de la canción.

Desde su lanzamiento en 2019, decenas de miles de fanáticos de Eilish subieron sus propias versiones de "Bad Guy" a YouTube; en diferentes idiomas, con factura profesional o amateur, en forma de broma ridícula o en la de espectacular homenaje.

A través de un software de inteligencia artificial pudo crearse "Infinite Bad Guy", un experimento que utilizó el aprendizaje automático para reunir las miles de versiones de la canción, alinearlas sin interrupciones en infinitas combinaciones de forma que se genera un video nuevo cada vez que se lo ve.

Interpretada en trompeta, recitada por un niño asiático o hasta con un pollo de goma como instrumento; hay al menos 15.000 versiones de "Bad Guy". "Infinite Bad Guy" puede reproducirse a través de billie.withyoutube.com, y permite escuchar una versión al azar o elegir un cover específico.