Con la inflación argentina de 6,7% en marzo, los precios sufrieron la suba mensual más alta desde abril de 2002, cuándo escalaron un 10,4%. Ante este panorama, proteger el dinero de la devaluación se convirtió en una tarea cada vez más desafiante para los pequeños ahorristas.

Por un lado, pese a que el precio del dólar blue se disparó $8 durante la última semana, durante el primer trimestre de 2022 demostró ser ineficiente como resguardo de la espiral inflacionaria.

Por el otro, los plazos fijos atados a la inflación, conocidos como plazo fijo UVA, requieren congelar el dinero por un mínimo de 90 días, un periodo de tiempo demasiado extenso para muchos ahorristas. 

Como consecuencia, comenzaron a surgir diferentes estrategias para ganarle a la inflación, una de las que ofrece mayores beneficios es la de realizar compras anticipadas

Comprar de manera anticipada

Si en nuestros hogares contamos con el espacio suficiente como para almacenar alimentos y otros productos, conviene romper con el hábito de comprar lo justo y necesario para la semana o incluso el mes y debemos pensar en acumular un stock de alimentos no perecederos (siempre que los vencimientos sean lejanos en el tiempo).

En marzo, el rubro Alimentos y Bebidas No Alcohólicas fue el que más subió, quien haya ido al supermercado y se haya estoqueado de este tipo de productos de consumo masivo, efectuó una "inversión más rendidora" que, si hubiera puesto la plata en un plazo fijo o comprado dólar blue, por citar solo algunos ejemplos.

Puntualmente, en el desagregado del Índice de Precios (IPC) en el rubro de Alimentos y Bebidas No Alcohólicas se encuentra por encima del promedio con un 7,2%, siendo este el principal impulsor del nivel general de precios, ya que acumula un alza de 20,89% en el primer trimestre del año.

En comparación, quienes, por ejemplo, compraron dólar blue a comienzos de año, con un precio de $208, para el cierre de marzo sufrieron una pérdida de más del 20% en su poder adquisitivo, debido a que en ese periodo el blue cayó un 4%, mientras que la suba de precios fue de 16,1%.

Por su parte, quienes depositaron su dinero en plazos fijos UVA en enero, obtuvieron un retorno con 16,1% de intereses tras los 90 días, mientras que la suba de los alimentos fue de 20,8% en el mismo tramo. 

Compras mayoristas

A su vez, una forma de maximizar el beneficio es realizar las compras en supermercados mayoristas, donde también se suelen ofrecer descuentos y promociones con tarjetas de crédito. De esta manera, el ahorro puede llegar al 30% en la comparación con un ticket similar en un comercio minorista.

Un ejemplo práctico sobre esto y para los próximos meses podría ser la compra de productos fundamentales para la rutina del día a día como el café.