YPF anunció esta mañana el resultado del canje de deuda internacional que cerró a las 2 de la madrugada argentina y obtuvo un nivel de adhesión menor al esperado en el mercado pero suficiente para evitar el default.

En el bono 2021, que vence en marzo y era el principal escollo a sortear por la compañía, consiguió una aceptación del 59,79%. Desde la petrolera celebraron el número y aseguraron que le permitirá cumplir con la normativa cambiaria del Banco Central y acceder a los dólares para cumplir con los pagos. Fuentes de la autoridad monetaria confirmaron que así será.

Desde YPF informaron que, concluido el período de participación temprana para los acreedores, la firma alcanzó un nivel de participación en el bono corto de casi el 60% y del conjunto de los títulos elegibles en torno al 32%. De esta forma, logra liberarse de pagos por un total de 630 millones de dólares hasta diciembre de 2022, que le permitirán incrementar las inversiones para la recuperación de su producción. Este año, según el plan presentado semanas atrás, prevé invertir 2.700 millones de dólares.

Como consecuencia del canje, la firma de mayoría estatal emitirá 2.098 millones de dólares en nuevos títulos: 776 millones en el bono 2026, 747 millones a 2029 y 575 millones a 2033.

Aceptación del canje de YPF, bono por bono

YPF podrá pagar

Con todo, el dato saliente es que YPF consiguió la validación del BCRA para acceder al mercado cambiario para cumplir con el pago de los compromisos. Al momento de la liquidación de la operación deberá desembolsar unos 100 millones de dólares, calcularon fuentes del mercado en base al efectivo que acordaba pagar a los tenedores del bono corto la oferta enmendada el domingo a última hora. En marzo, cuando cae el vencimiento original de esa obligación negociable, deberá cancelar otros 165 millones al 40% de los bonistas que no ingresó al canje.

"Con este resultado la Compañía logra obtener la validación del Banco Central en relación con el requerimiento de refinanciación exigido por la normativa cambiaria toda vez que el ahorro de divisas conseguido para el año 2021, considerando la refinanciación de pagos de capital e interés de todos los bonos que ingresaron al canje, supera ampliamente el requerimiento de refinanciación del 60% de su bono con vencimiento en marzo de 2021", señalaron fuentes de la petrolera.

Desde la entidad que preside Miguel Pesce, afirmaron que la reestructuración, a la que consideraron "exitosa", se enmarcó "dentro de la normas del BCRA" y confirmaron que "hoy YPF va a poder acceder al mercado oficial para realizar pagos de sus vencimientos".

YPF canje: ¿cómo fue el proceso?

El vencimiento original de título que vence en marzo rondaba los 1.000 millones de dólares, un monto casi imposible de afrontar -sin afectar las inversiones- para la compañía en un contexto de desplome de sus ingresos producto de la menor demanda generada por la coronacrisis. Por eso, en julio del año pasado relizó un primer canje voluntario solo para los tenedores de dicho instrumento en el que consiguió una adhesión del 58,7%. El compromiso de marzo quedó reducido a casi 413 millones.

En septiembre, en plena sangría de reservas, el BCRA anunció que solo daría acceso al mercado de cambios oficial para pagos de deuda privada en moneda extranjera por hasta el 40% de los vencimientos de capital. Esto forzaría a las empresas con deudas abultadas a refinanciar sus pasivos en lugar de cancelarlos con operaciones apalancadas en financiamiento en pesos a tasas bajas y dolarización al tipo de cambio oficial (con una brecha que superaba el 100%).

Sin embargo, el Central no contempló la primera reestructuración de YPF ya que fue previa a la normativa en cuestión (la Comunicación A7106). Esto generó que en enero la petrolera lanzara un segundo canje, esta vez por el conjunto de sus compromisos, unos 6.220 millones de dólares. Sobre el conjunto de la operación, el volumen de adhesión fue de solo el 32%. Aunque el objetivo primordial de la compañía era despejar el vencimiento del próximo mes.