El Banco Central logró comprar hoy unos 250 millones de dólares en el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC), gracias a la nueva normativa que paralizó parcialmente la divisas para importaciones, indicaron fuentes del mercado.

"Por efecto de la nueva normativa que restringió la demanda de divisas, el BCRA terminó su participación de hoy con compras por algo más de USD 250 millones", mencionó Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambios.

El operador mencionó que la demanda para importaciones de energía fue de unos 100 millones de dólares, en una rueda en que se negociaron unos 610 millones de dólares en el mercado de contado.

La contracara de las compras del Central fue el alza de los dólares financieros, que se escaparon más de 2% a la zona de 240 pesos, mientras que el dólar blue hoy marcó un nuevo récord histórico de 230 pesos.

Reservas del Banco Central

La entidad que dirige Miguel Ángel Pesce acumulaba un drenaje de reservas netas en junio, con ventas de 600 millones de dólares hasta el viernes pasado, número que mostraba un duro contraste con los 727 millones de dólares que compró en el mismo mes del año pasado.

Sin embargo, gracias a la compra de este lunes pudo reducir ese drenaje durante junio, y además aumentó a 550 millones de dólares las compras acumuladas del año, según estimaciones privadas. Nuevamente, el monto queda muy pequeño en comparación con los más de USD 6.300 millones que había comprado durante el mismo período del año pasado. 

La compra de este lunes logró frenar el drenaje de las últimas dos semanas

Como informó BAE Negocios, la dinámica es preocupante, si se toma en cuenta que junio era el mes clave, estacionalmente amigable, para acumular dólares e intentar cumplir la meta trimestral con el FMI.

Sin embargo, la dificultad para acumular reservas en el BCRA no solo complica la posibilidad de cumplir con el objetivo anual del FMI, sino que también afecta al crecimiento y la estabilidad cambiaria. Por eso, el Gobierno buscó alternativas para revertir esta tendencia y, previo a las nuevas medidas de este lunes, optó por incentivar la exportación minera con un régimen de retenciones progresivas y optativas para el cobre.