La Secretaría de Finanzas licitará este viernes dos letras y un bono atado a la inflación en moneda local con el objetivo de terminar de juntar los recursos necesarios para completar el roll over de los vencimientos de deuda en pesos de junio, que totalizan unos $220.000 millones. En el Gobierno confían en que, tras sortear el escollo del Botapo (TJ20), el terreno está allanado para la normalización de este segmento.

El ministerio de Economía anunció la reapertura de la Letra a Descuento (Ledes) con vencimiento el 11 de septiembre a un precio mínimo de $942,68 por cada $100 de valor nominal. También colocará Letras ajustadas por CER, un coeficiente que se actualiza según la inflación, y a descuento (Lecer) que expiran el 13 de octubre con un precio base de $1.027,78 por lámina. Además, volverá a emitir el Bono con ajuste por CER más 1,1% (Boncer) que caduca el 17 de abril de 2021 a un mínimo de $1.049,17. 

El Ejecutivo anunció que en principio saldrá a buscar $14.000 millones entre los tres instrumentos, aunque el monto es ampliable hasta un máximo que está prefijado pero que no se da a conocer antes de la operación. En realidad, le resta conseguir $20.000 millones para garantizar una refinanciación total de los compromisos en moneda local del mes porque en las dos primeras colocaciones de junio captó $200.000 millones.

La semana pasada captó $135.000 millones y logró rollear el 100% del TJ20, también conocido como bono Pimco ya que este fondo californiano tenía en su poder el 66% de su stock. Se trataba del último gran escollo para terminar de normalizar la curva en pesos, algo que en Economía ven ahora allanado.

La clave para refinanciar el Botapo fue el anuncio de las nuevas subastas de bonos en dólares por USD1.500 millones que realizará el Gobierno entre agosto y noviembre, con las que buscará darles salida a los fondos extranjeros que aún están "atrapados" en instrumentos en moneda local y buscan dolarizarse para irse del país. Así, algunos de ellos utilizaron la anterior licitación como puente para llegar a estas subastas.

El próximo martes, el mismo día que se liquidarán los tres instrumentos subastados este viernes, vencen $7.600 millones de intereses del bono Cuasipar y $5.500 millones del Discount en pesos. El 30 de junio también es la fecha de pago de cupones de los Discount en moneda y ley extranjera, que forman parte del proceso de reestructuración en curso y que el Ejecutivo definió no abonar. Son unos USD483 millones en sus variantes en dólares, euros y yenes. Tampoco cancelará este domingo USD98 millones de intereses del bono Centenario.