La cuestión cambiaria sigue con el comportamiento de las últimas semanas, por lo que se sostiene la diferencia para comprar dólar cable por medio del AL30 o GD30 (en 5,61%, leve aumento contra el 5,21% de la semana pasada, pero es una diferencia importante contra el 3,29% de hace una quincena) lo que marca que la plaza del bono ley local sigue intervenida (y por consecuencia el tipo de cambio sube con menor velocidad en los bonos ley local). En el AL30 casi no hay diferencia para adquirir MEP o cable ($166, 49 contra $167,17, respectivamente) mientras que en el GD30 es del 4,42%, levemente debajo del 5,11% de hace una semana. En cuanto a los bonos, siguen recuperándose, con una muy buena semana del GD30D subiendo más del 4%.

Bonos soberanos en Pesos + CER y en Dólares
 

Los ADRs tuvieron una semana con más rojos que verdes, con los bancos como lo más flojo (cayendo entre un 2,5% y 4%) junto con CEPU (4,24%) e IRS (3,27%); mientras que las de mejor desempeño fueron LOMA (2,68%) y PAM (2,42%), sin dejar de mencionar la muy buena semana de VIST (12,36%), GLOB (8,54%) y MELI (6,70%). En la plaza local destacamos la buena semana de COME (12,06%, recuperando así lo caído la semana pasada y acumulando 52% al alza en el último mes), TXAR (5,46%), ALUA (4,72%) y TRAN (4,24%); y respecto al volumen se sostienen las buenas señales que marcamos en las últimas columnas, con mayor actividad al alza que a la baja, esta semana hubo tres ruedas bajistas que promediaron algo más de 660 millones diarios, mientras que en los dos días verdes el mismo fue superior a los 790 millones.

 

 
S&P Merval gráfico por TradingView

Las plazas extranjeras mostraron diferentes caras. El mercado más grande del mundo mostró una gran reversión alcista luego de una fuerte baja el lunes, para hilvanar luego cuatro ruedas alcistas y volver a alcanzar máximos históricos, quedando con subas del 1,96% en el SP500 y del 2,93% el Nasdaq. Los commodities estuvieron mixtos, los metales flojos con el oro cayendo 0,30% a USD1.810 y plata 1,93% a USD25,16; mientras que el petróleo tuvo una semana de menor a mayor y finalizó con un alza del 0,88% en USD72,06 luego de tocar USD65,11 el día martes (rebotando desde mínimos un 10,67% en apenas cuatro jornadas). Brasil tuvo una semana volátil, que comenzó con un fuerte rojo el lunes pero que pudo recuperar en las tres ruedas siguientes para volver a caer el viernes con el golpe a mercados emergentes producto de las disposiciones del gobierno chino para las empresas de servicios educativos de ese país, quedando el Bovespa con un negativo semanal del 0,72% a la vez que el real se depreció 9 centavos contra del dólar para quedar en 5.20 (quedando así el Bovespa en dólares con una baja del 2,35%).

S&P 500 gráfico por TradingView

Mirando hacia la semana que viene, el Merval dio la señal alcista que esperábamos, por lo que mientras que no vuelva debajo de 64 mil puntos considero el camino liberado para una vuelta los a máximos de comienzos del mes pasado; mientras que los bonos idealmente deberían seguir la recuperación lenta pero sin interrupciones de las últimas dos semanas, con la ilusión de que se achique la brecha del precio del ccl para adquirirlo por el AL30 o GD30. En lo internacional, el norte debería sostenerse al alza luego de la buena reversión de esta semana (la reacción del SP500 en los 4.250 puntos fue contundente), mientras que me deja alguna duda que se genere una disparidad marcada en este mercado y los emergentes a partir de lo que fue la rueda del viernes, en ese sentido será importante prestar atención a que el dólar index no supere 92 e idealmente caiga de 92.70 para habilitar una corrección del mismo, que abriría un escenario pro commodities también. En Brasil el Bovespa debe sostener los 122.500 puntos, para hacer un nuevo intento por volver sobre los 128 mil; mientras que para el real las referencias son las mismas de la semana anterior, 4.95/5 abajo y 5.23/5.28 arriba.

* Analista de TM Inversiones