La Secretaría de Finanzas realizará este martes una nueva licitación en la que buscará obtener $28.000 millones a través de la colocación de dos Letras a descuento (Ledes), una Letra atada a la inflación y a descuento (Lecer) y un Bono ajustado por CER (Boncer) con vencimiento en septiembre de 2022.

Con la reapertura de las Ledes con vencimiento el 13 de agosto el Tesoro saldrá a buscar $8.000 millones a un precio inicial de $940,95 por cada $1.000 de valor nominal, mientas que para las nuevas Ledes con cierre el 11 de septiembre intentará captar $11.000 millones a un precio mínimo de $918,02. Con las Lecer con vencimiento el 13 de octubre, apuntará a colocar $3.000 millones a un precio inicial de $1.008,83. Además, con los Boncer 2022, que pagan una tasa adicional del 1,3%, buscará $6.000 millones.

La semana pasada, en la última licitación en moneda local, el Gobierno emitió $73.000 millones, el mayor monto desde su asunción, el doble de lo que buscaba. Por eso, en esta oportunidad el monto colocado podría ser mayor a los $28.000 millones pautados.

En lo que va de mayo el Tesoro consiguió rollear los vencimientos de deuda en pesos más un excedente de financiamiento de $70.000 millones.