Elon Musk tiene un motivo para mostrarse satisfecho. Su empresa aeroespacial Spacex logró el primer aterrizaje exitoso de su cohete prototipo Starship: "Bienvenidos al futuro", aseguró el magnate en sus redes sociales. La nave podría permitir al ser humano volver a la superficie lunar en 2024.

La nave espacial, denominada “SN15”, realizó el vuelo el 5 de mayo pasado. Alcanzó una altitud de unos 10 kilómetros y efectuó una serie de maniobras de vuelo. Poco después realizó un descenso controlado en la pista de pruebas, ubicada en Boca Chica, Texas. Fue el primer aterrizaje exitoso del cohete prototipo tras cuatro intentos fallidos desde el pasado diciembre. 

El vídeo de la prueba exitosa fue difundido por el portal Rocket Rundown en su cuenta de Twitter. Acto seguido, sería el propio fundador de SpaceX quien respondería al posteo: "Bienvenidos al futuro. Va a ser genial", comentó Musk. La agencia aeroespacial privada logró grandes avances en los últimos tiempos respecto al desarrollo de su cohete reutilizable. 

En este sentido, el ingeniero aeroespacial Robert Zubrin, fundador de Mars Society y presidente de Pioneer Astronautics, aseguró que la Starship “no se parece a nada que haya hecho antes la NASA”. Incluso fue más allá y sostuvo que “representa un concepto completamente nuevo de operaciones espaciales. Y el impacto que puede tener en la ciencia es extraordinario”, agregó en un extenso artículo publicado en Nautil.us.

Un ejemplo de este avance en el campo de los viajes espaciales, SpaceX presentó la pasada semana ante la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense el primer plan de vuelo orbital del prototipo de su nave espacial reutilizable. 

Según los documentos oficiales, el lanzamiento a la órbita terrestre se realizará en dos etapas: primero, la nave Starship será enviada al espacio por el propulsor Super Heavy desde Boca Chica. La altura total del sistema será de alrededor de 122 metros. Luego, tras separarse del Starship, el propulsor regresará parcialmente y "aterrizará en el golfo de México a unos 20 kilómetros de la costa".

El viaje a la Luna

Una versión modificada de la Starship, conocida como Starship HLS, fue  seleccionada para llevar a los astronautas a la Luna por parte de la NASA en el proyecto Artemisa, programado para 2024. Sin embargo, por el momento, la colaboración entre la compañía de Musk y la agencia aeroespacial norteamericana se encuentra en un impasse
 
Luego de la licitación de la NASA en donde SpaceX resultó ser la elegida para el proyecto, una de las competidoras en el proyecto, Blue Origin, la empresa espacial de Jeff Bezos, alegó que la adjudicación fue "deficiente, de alto riesgo” y “elimina las oportunidades de competencia”.
 
Corresponderá ahora a la Oficina de Auditoría de Estados Unidos (GAO) de tomar una decisión definitiva sobre los reclamos. Mientras tanto, el dialogo entre la agencia espacial de Estados Unidos y la empresa de Musk quedó trunco