Tras el nuevo llamado a elecciones en Bolivia, líderes de la oposición salieron a confrontar al gobierno de Evo Morales: pidieron la renuncia de los tres poderes del Estado y que la fórmula del actual presidente no participe en los comicios convocados.

Carlos Mesa exigió a través de un comunicado que Morales y su aspirante a vice Álvaro García Linera no se presenten como candidatos en tanto que llamó a un "gran acuerdo nacional" que consensúe nuevas autoridades electorales para supervisar las votaciones próximas.

“Están inhabilitados para presidir el nuevo acto electoral y será inaceptable cualquier prórroga de su mandato”, afirmó "Comunidad Ciudadana" sobre los candidatos del oficialismo e indicó que Morales "no hizo referencia al informe de auditoría de la OEA a pesar de haberse comprometido a implementar sus recomendaciones de manera vinculante".

"Por lo tanto, Comunidad Ciudadana exige convocar mañana mismo a un acuerdo nacional, con participación de políticos y cívicos. En el próximo proceso electoral (el presidente) Evo Morales y (el vicepresidente) Álvaro García Linera no podrán ser candidatos”, subrayó.

Te puede interesar:

 

El documento de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aseguró en su auditoría que las elecciones bolivianas del pasado 20 de octubre debían ser anuladas tras haber detectado irregularidades en el proceso electoral y consideró "improbable" que Morales cosechara una ventaja del 10%  "necesario para evitar una segunda vuelta contra Mesa”. "Es mucho más amplío y contundente de lo que sabíamos”, consideró Mesa.

A la vez, el dirigente opositor Luis Fernando Camacho, quien encabeza las protestas contra el gobierno de Evo, acusó al MAS, el partido del presidente de Bolivia, de ser el responsable del fraude y advirtió: "(El Presidente) Debe renunciar y también tienen que renunciar los senadores, los diputados y los miembros de los tribunales electorales y de Justicia”.

Exigió así la dimisión de los magistrados del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) y del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), y luego propuso la creación de una “junta de gobierno” interina para reemplazar a los actuales mandatarios, hasta la celebración de nuevos comicios en un plazo que ha estimado en 60 días.

Esta tarde entregará una carta en la que pedirá la renuncia de Morales en el nombre de “todos los movimientos cívicos” y también la dimisión de todos sus ministros y diputados. Además convocó a una gran caravana en La Paz a las 13, hora local, para acompañar a la oposición.

Te puede interesar:

Camacho también se apoyó en la auditoría de la OEA y aseguró que los resultados“demuestran un claro fraude, que Evo Morales ha rotó el orden constitucional y debe renunciar”. “La OEA nos ha demostrado que el fraude fue tan obvio que no hubo forma de ocultarlo”, indicó.

El mandatario boliviano anunció esta mañana convocará a nuevas elecciones generales y que renovará la totalidad de los miembros del Tribunal Supremo Electoral (TSE). 

 

 

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos