Francia informó este lunes que comprobó 144 casos de menores que padecen un síndrome similar a la enfermedad de Kawasaki, relacionada con el coronavirus, detectados desde el 1 de marzo en todo el país, donde la pandemia causó decenas de miles de muertos.

La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que esta enfermedad, de la que se también registran casos en Estados Unidos, todos ellos en Nueva York, Italia y el Reino Unido, donde este lunes murió un bebé, tiene posible relación con el coronavirus.

La nueva enfermedad afecta generalmente a los niños menores de cinco años. Provoca que los vasos sanguíneos se inflamen y los síntomas típicos incluyen fiebre y sarpullido, ojos rojos, labios secos, glándulas inflamadas y enrojecimiento de las palmas de las manos y las plantas de los pies.

Cerca una cuarta parte de los niños aquejados de Kawasaki experimentan complicaciones cardíacas, y se desconoce su causa, aunque algunas investigaciones relacionan su desencadenante con una infección viral. Por esto último se la relaciona con el coronavirus.

Esta enfermedad causa inflamación en las paredes de las arterias y puede limitar el flujo de sangre al corazón. Por lo general, es tratable y la mayoría de los niños se recuperan sin problemas graves, pero puede ser mortal.

Hasta que se tenga más información al respecto, el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades acordó incluir el síndrome como una posible complicación derivada del coronavirus.

Síntomas de Kawasaki

  • Fiebre alta que dura más de cinco días.
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos del cuello.
  • Picazón en la sección media y en la zona genital.
  • Labios rojos, secos y partidos y la lengua hinchada y enrojecida.
  • Palmas de las manos y las plantas de los pies rojas e hinchadas.
  • Ojos enrojecidos.

Coronavirus en Francia

Por otra parte, el gobierno cerró 70 escuelas en las que se detectaron casos de coronavirus, de las más de 40.000 reabiertas en la primera semana de flexibilización del confinamiento impuesto para contener la pandemia.

El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, señaló a la prensa que "es un porcentaje muy bajo" y que los cierres se produjeron porque "hay un protocolo sanitario estricto" y esa posibilidad ya estaba contemplada, durante una visita a uno de los colegios de secundaria que volvieron a recibir alumnos en el departamento de Eure.

En la ciudad de Sens, en el centro de Francia, se cerraron 25 escuelas porque hubo "un caso de Covid-19" en un adulto de cada institución.

Este lunes volvieron a los colegios 185.000 estudiantes de dos niveles de secundaria en los departamentos que se encuentran en verde, color que marca una situación epidémica menos comprometida.

Blanquer dijo que esperaba que las condiciones sanitarias permitan "ir más lejos" y dar también clase antes del verano a estudiantes de esos mismos niveles en los departamentos en rojo, que cubren cuatro regiones del norte y del noreste, incluida la de París.

Por otra parte, el Consejo de Estado, máxima instancia administrativa del país, ordenó este lunes al gobierno levantar la prohibición de reunión en los templos y lugares de culto por considerar "desproporcionada" la medida.

De esta forma, el Consejo de Estado respondió a la petición formulada por varias asociaciones e individuos contra la decisión del primer ministro, Édouard Philippe, de mantener el cierre de esos lugares durante la flexibilización que comenzó hace una semana en el país.

Entonces, el jefe del gobierno señaló que sólo se permitirían los funerales, que quedan limitados a 20 personas.

El Consejo de Estado considera que son posibles otras medidas de control menos estrictas, como las dictadas para otros lugares donde está permitida la congregación de hasta 10 personas.

Francia contabilizaba 142.903 casos confirmados de coronavirus (492 en las últimas 24 horas) y 28.239 muertes (131 nuevas) por la enfermedad, informó esta tarde el Ministerio de Sanidad.