La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula Von der Leyen, dijo que los líderes de los países de la UE entienden que hay "asuntos más urgentes" que la renuncia a las patentes de las vacunas contra la COVID-19.

Al hablar con periodistas tras concluir la cumbre social de la Unión Europea ( UE) realizada en la ciudad portuguesa de Porto, Von der Leyen dijo que este tema "es importante", pero será discutido "a largo plazo, no a corto o mediano plazo", publicó la agencia oficial china Xinhua.

La dirigente indicó que Europa no debe "perder de vista las principales urgencias", que son la "producción de vacunas tan pronto como sea posible y la manera de distribuirlas de forma justa y equitativa".

La jefa de la comisión subrayó que "la Unión Europea es la farmacia del mundo".

"Hasta hoy, 400 millones de dosis de vacunas han sido producidas en la Unión Europea. Y 50 por ciento de ellas -- 200 millones de dosis -- han sido exportadas a 90 diferentes países del mundo. Así que invitamos a otros a hacer lo mismo", añadió.

Indicó que "esta es la mejor manera, a corto plazo, para resolver el cuello de botella y la falta de vacunas en el mundo".

Veinticuatro de los 27 jefes de Estado y de Gobierno de la UE asistieron a la reunión de dos días para establecer la agenda social del bloque para la próxima década. La cumbre fue organizada por Portugal, que ocupa la presidencia del Consejo de la UE.