El pediatra japonés Tomisaku Kawasaki, reconocido por descubrir la enfermedad que lleva su nombre, murió en Tokio a los 95 años, según informó el centro de investigación que él lideraba. El extraño síndrome que descubrió fue mencionado varias veces desde el comienzo de la pandemia de coronavirus, por su supuesto vínculo con el Covid-19. La enfermedad que descubrió el médico afecta principalmente a los niños.

Aunque todavía se desconoce la causa de esta enfermedad, los menores de edad que fueron diagnosticados con coronavirus presentaronn las mismas señales de la enfermedad pedriátrica. Ante esto, se está intentando verificar la supuesta relación entre ambas.

Kawasaki entró a trabajar en como pediatra en el Centro Médico de la Cruz Roja Japonesa en 1950. Su primer contacto con la desconocida enfermedad fue en 1961, al ver que niños que presentaban síntomas como fiebre alta, conjuntivitis, erupciones cutáneas, inflamación en todo el cuerpo y la lengua de color rojo frambuesa.

El pediatra fue encontrando más casos similares que lo llevaron a publicar un artículo científico en 1967, en el que referenció por lo menos 50 casos de pacientes que presentaban la misma sintomatología.

En un principio, el síndrome fue llamado como "Síndrome de ganglios linfáticos mucocutáneos febriles agudos en niños pequeños con descamación digital única". “El nombre original (del síndrome) fue largo. "Yo nunca lo llamé 'enfermedad de Kawasaki' pero es así como se ha conocido”, dijo el facultativo en 2017 al diario japonés Mainichi Shimbun.

Tomisaku Kawasaki recibió el Premio de la Academia de Japón por su investigación sobre la enfermedad de Kawasaki en 1991, así como el primer Premio de la Sociedad de Pediatría de Japón en 2006. 

El japonés se retiró del Centro Médico de la Cruz Roja Japonesa en 1990 y posteriormente se convirtió en el jefe del hoy conocido Centro de Investigación de Enfermedades de Kawasaki de Japón. Allí se desempeñó como presidente y fue honrado por el Gobierno Metropolitano de Tokio por sus contribuciones en el campo.

Qué es el síndrome de Kawasaki

Esta enfermedad es una inflamación generalizada de las arterias que se produce en menores de cinco años. Las causas de esta enfermedad todavía no han sido determinadas y no hay evidencia clara de que esté ligada a un virus o bacteria, según la agencia japonesa de noticias Kyodo.

La patología rara tiene una incidencia de 90 casos en Japón y 30 o 40 casos en Europa por cada 100.000 niños, lo que la convierte en una de las principales causas de enfermedad cardíaca adquirida en menores de los países desarrollados.

Síntomas de Kawasaki

  • Fiebre alta que dura más de cinco días.
  • Hinchazón de los ganglios linfáticos del cuello.
  • Picazón en la sección media y en la zona genital.
  • Labios rojos, secos y partidos y la lengua hinchada y enrojecida.
  • Palmas de las manos y las plantas de los pies rojas e hinchadas.
  • Ojos enrojecidos.

Kawasaki y el coronavirus

A comienzos de mayo, el Departamento de Salud de Nueva York emitió una alerta por quince niños que estaban internados con síntomas compatibles con un síndrome inflamatorio multisistémico Kawasaki que podría estar relacionado con el coronavirus.

Pasados diez días de esa alerta, el número de niños con esa condición aumentó a 73. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, informó el fallecimiento de tres niños en todo el estado a causa de la enfermedad. Los tres infantes dieron positivo en el tes de coronavirus.

Un día después, en Francia comprobaron la existencia de 144 casos del síndrome de Kawasaki. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de la enfermedad, ya que habían registrado casos en Estados Unidos, Italia y el Reino Unido.

El síndrome de Kawasaki afecta principalmente a los menores de 5 años

Tras tomar conocimiento de la situación, una científica argentina radicada en Reino Unido alertó que los niños "responden de otra manera" al coronavirus, y que "lo hacen con el síndrome inflamatorio multisitémico". Desarrollan una "híper respuesta que se la conoce como Tormenta de citoquinas".

Marta Cohen, investigadora y patóloga pediátrica del Hospital Infantil de Sheffield, consignó que el síndrome de Kawasaki era una respuesta de los niños al coronavirus. En ese país, el gobierno había emitido una alerta tras registrar cien casos. "Son niños sanos", explicó. Según su hipótesis, "mueren o son afectados como consecuencia de su propia inmunidad".