Desde que las tropas estadounidenses abandonaron Afganistán, la aprobación de Joe Biden cayó por debajo del 50% por primera vez desde que comenzó su presidencia. Desde ese momento, se derrumbó hasta el 37,5%, el punto más bajo de toda su gestión. Sin embargo, una serie de "triunfos inesperados" le dieron aire a Biden, que ahora cuenta con índice promedio 40,6%.

El índice de aprobación compuesto que elabora FiveThirtyEight en base a un promedio ponderado de varias encuestas aumentó al 40,6% este miércoles, más de tres puntos porcentuales desde julio pasado. Fue el mayor repunte en el índice de aprobación de Biden desde que se convirtió en presidente. 

Desde la salida de Afganistán —que no gustó nada en la sociedad norteamericana—, todo fue de mal en peor: estalló la guerra Rusia-Ucrania, la inflación llegó a niveles históricos, la recesión tocó la puerta de Estados Unidos, la crisis y grieta política se profundizó y el descontento se apoderó de los estadounidenses.

Los triunfos de Biden en los últimos días

Sin embargo, cuando todo estaba mal, una serie de victorias "inesperadas", como calificó Forbes, le dio aire a Biden en medio del descontento. El primer y más importante triunfo fue la aprobación de la Ley de Reducción de la Inflación, que consiste en un proyecto de 430.000 millones de dólares sobre el clima, la sanidad y el impuesto de sociedades.

La economía recibió muy buenas noticias en los últimos días. Los precios de la nafta bajaron después de las subas históricas, la inflación se desaceleró más de lo esperado y las cifras de empleo marcaron una sorprendente solidez.

Los primeros siete meses de Biden fueron con una aprobación de más del 50%

Por otra parte, Biden puede presumir los recientes éxitos militares de su gestión. Un ataque de aviones no tripulados mató al líder de Al-Qaeda, Ayman al-Zawahri, uno de los máximos responsables del atentado a las Torres Gemelas. El presidente estadounidense también firmó la ley llamada PACT, que beneficia a los veteranos expuestos a pozos de combustión tóxicos, y la Ley CHIPS para impulsar la competitividad de la industria de fabricación de semiconductores de computadoras de Estados Unidos frente a China.

Números buenos, pero no suficientes

El número de votantes registrados que dijeron que desaprobaban su desempeño laboral se redujo del 59 al 56 por ciento.

Más personas en la última encuesta también dijeron que el país estaba en el camino correcto: 30%, en comparación con 25% la semana pasada. El setenta por ciento de los votantes registrados dijo que estaba en el camino equivocado, en comparación con el 75% de la semana anterior.

Sin embargo, el índice de aprobación de Biden sigue siendo más bajo que el del expresidente Donald Trump en el mismo momento de su presidencia: 42%, según FiveThirtyEight.

Los precios de los combustibles bajaron y la inflación desaceleró

Se esperaba que los demócratas sufrieran grandes pérdidas en las elecciones intermedias de noviembre, en gran parte debido a que los candidatos republicanos criticaron el historial de Biden, pero la marea puede estar cambiando.

Los demócratas ahora son los favoritos para mantener el control del Senado, de acuerdo con el modelo FiveThirtyEight, y algunos mercados de apuestas sugieren que los demócratas pueden expandir su mayoría en la cámara. Todavía se espera ampliamente que los republicanos tomen el control de la Cámara.