El presidente peruano, Martín Vizcarra, advirtió que disolverá el Congreso si no procede de inmediato con la cuestión de confianza solicitada por el Ejecutivo o continúa con el controvertido proceso de elección de miembros para el Tribunal Constitucional.

El mandatario lanzó esa advertencia al Poder Legislativo, dominado por la oposición fujimorista y sus aliados de derecha y extrema derecha, apenas horas antes del pleno en el que, según esta previsto, se realizará dicha elección.

"Si se vota antes de la moción de confianza el nombramiento de los magistrados del Tribunal Constitucional, consideraré que se denegó la cuestión de confianza", señaló Vizcarra.

Según señala la Constitución, la denegación de la cuestión de confianza habilita al Presidente a disolver el Parlamento y convocar a nuevas elecciones.

Legisladores opositores ya han anunciado que considerarían inconstitucional esa acción y eso desembocaría en una crisis que el Tribunal Constitucional estaría obligado a resolver, indicaron medios locales y la agencia de noticias EFE.

Ese organismo judicial está en el centro de la controversia porque los diputados fujimoristas y sus aliados, aprovechando su control de la cámara, impulsan una renovación "exprés" de sus miembros.

Vizcarra, que según las encuestas cuenta con un abrumador apoyo ciudadano en su pelea con el Congreso, apuntó que sería una "agresión a todo el país" si la cámara decidiera proceder con la elección de magistrados.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos