Con 74 años y la capacidad de saltar 200 veces por minuto, Rajinder Harzall fue nombrado Miembro de la Orden del Imperio Británico (MBE) por sus servicios de salud y fitness durante la pandemia del coronavirus (Covid-19). "Skipping Sikh", como se llama en su canal de YouTube, logró recaudar más de 14.000 libras (unos 20.000 dólares) para el Sistema Nacional de Salud (NHS) al compartir sus videos de saltos de soga en redes sociales.

“Estoy muy agradecido por este honor. Hablé con el príncipe Carlos y me dijo que intentaría saltar, y luego dijo que nacimos en el mismo mes. Estaba muy contento", declaró Harzall, que dijo se preguntó "por qué no" cuando le consultaron su le daría lecciones al heredero al trono. 

El hombre no solo llamó la atención de la Reina, que lo honró con un MBE en su lista de honores de cumpleaños, sino que también sorprendió al primer ministro Boris Johnson, que le otorgó un premio Points of Light, que reconoce a los voluntarios individuales destacados.

Con su distintivo turbante naranja y su chaqueta deportiva “Skipping Sikh” dijo en la ceremonia: “El turbante hace que sea más difícil saltar porque tienes que subir (la cuerda) más alto. Pero mi consejo para las personas mayores es que lo intenten, hagan todo lo que puedan, incluso si es ejercicio sentado, y no se rindan".

La ceremonia de investidura, la primera en 15 meses, premió a 32 personas que realizaron servicios por la comunidad birtánica durante la pandemia. Fue celebrada en el Palacio de St James en Londres, en donde los destinatarios de las órdenes, todos con barbijo, recogieron sus insignias de un almohadón en el Salón del Trono en lugar de que el Príncipe de Gales las prendiera en sus solapas.

No hubo público presente y los que recibieron premios se limitaron a un invitado cada uno, pero la investidura se mostró en pantallas grandes a los que esperaban su turno en la sala adyacente Queen Anne.

Quién es el "Skipping Sikh"

El "Skipping Sikh" (Sikh Saltarín) se hizo famoso después de que empezara a subir videos a su canal de YouTube en los que saltaba la soga a una velocidad sorprendente, que impresionaba aún más al saber que tiene 74 años. Los medios británicos lo describieron como una gran inspiración para muchas personas durante la pandemia después de que su entusiasmo por mantenerse en forma se volviera viral.

"La salud es riqueza", declaró Rajinder, que comenzó a saltar a los cinco años después de que su padre, que estaba en el ejército, le enseñara. "En la habitación podés empezar a saltar. Me hace feliz, sano. Cuando estoy subiendo y bajando no pienso en otra cosa que en saltar. Tu cerebro se relaja", explicó.

“Intenté saltar porque puedes hacerlo por dentro y por fuera. No es fácil, pero te pone muy, muy en forma”, le dijo a BBC News. “Intento hacer un video para que la gente pueda verlo y no se deprima. Todavía podemos hacer meditaciones y hablar entre nosotros sobre cómo hacer ejercicio. Haz un pequeño ejercicio paso a paso. No hace falta ser un fisicoculturista".

No solo salta, sino que también se lo puede ver haciendo patadas altas con entusiasmo o haciendo ejercicio con una barra de dominadas. Singh dice que comenzó su desafío de saltar una pandemia "para ayudar a inspirar a jóvenes y mayores a levantarse y ponerse activos".

Al ver que comenzaba a ganar seguidores, escribió en su página de recaudación de fondos JustGiving: “Mi desafío para ti: únete a mí, salta, camina, corre, mantente activo y publica tus videos etiquetados con #SkippingSikh en todas las redes sociales ... para que podamos compartir estos videos y alentar a más personas a unirse al desafío ".

El hombre originalmente esperaba recaudar unas 5.000 libras, pero el conteo total fue de más de 14.000. Todo ese monto fue destinado al personal del NHS y los voluntarios que atienden a pacientes con Covid-19.

El año que viene participará en la Maratón de Londres para Mencap, que apoya a personas con problemas de aprendizaje.