¿Puede un meme cambiar una vida? Una pregunta que parecía absurda en el pasado ahora parece más difícil de contestar. Si Aziz McMahon contestara, diría que sí, definitivamente. Es que, gracias a un meme, su vida dio un giro enorme. Hasta hace poco, McMahon era director gerente y jefe de ventas de mercados emergentes de la prestigiosa banca de inversión Goldman Sachs. Sin embargo, gracias a su inversión en la criptomoneda Dogecoin, que surgió originalmente como un meme, se permitió renunciar a su importante empleo tras ganar "millones".

Pese a haber bajado más del 30% esta semana tras un tuit de Elon Musk en el que la calificaba como "una estafa", la Dogecoin lleva una suba de más del 1000% en el año. Casualmente, una de las razones de su aumento exponencial es la recomendación del dueño de Tesla junto a las del rapero Snoop Dogg y el bajista de Kiss Gene Simmons.

Aunque ni McMahon ni Goldman Sachs hicieron comentarios sobre la situación, colegas del financista confirmaron a The Guardian que la renuncia se había producido a causa de las ganancias por la criptomoneda, que fueron de una "suma sustancial".

En sus redes sociales McMahon todavía figura como empleado de Goldman Sachs, pero sus colegas confirmaron su salida

Además, aclararon que Aziz ganó el dinero mediante inversiones de su propia cuenta personal y no participó en el comercio de criptomonedas para Goldman Sachs. La banca de inversión abrió una mesa de negociación de bitcoins la semana pasada, en un movimiento que revirtió la decisión de 2018 de mantenerse fuera del mercado.

El ascenso de Dogecoin

Creado en 2013 por dos ingenieros de software de IBM y Adobe, Dogecoin comenzó como una broma en parodia al bitcoin. Sin embargo, su valor se disparó en medio de una ola de inversión especulativa en criptomoneadas, impulsada por una tendencia de de llevar aún más lejos la broma aumentando su valor.

Se cree que algunos de los primeros compradores de la moneda digital han acumulado pequeñas fortunas a medida que aumenta el valor de Dogecoin, incluido un propietario anónimo con una participación que se estima en más de 2 mil millones de dólares.

La criptomoneda aumentó más de 1000% en lo que va del año, luego de que Elon Musk dijera que planea una misión espacial financiada por Dogecoin el próximo año. El magnate estadounidense también influyó en la baja del 32% esta semana, luego de que declarara en el programa Saturday Night Live que la criptomoneda es "una estafa". 

En esta línea se ubican muchos detractores de la Dogecoin, como Andrew Bailey, gobernador del Banco de Inglaterra, que dijo la semana pasada que los inversores corren el riesgo de perder todo su dinero. “No tienen valor intrínseco. Eso no significa que la gente no les valore, porque pueden tener un valor extrínseco. Pero no tienen ningún valor intrínseco ”, dijo. “Voy a decir esto sin rodeos de nuevo. Cómprelos solo si está dispuesto a perder todo su dinero", advirtió.