La Corte de Magistrados de Westminster negó al fundador de WikiLeaks, Julian Assange, la libertad cautelar que sus abogados británicos demandaron ante el riesgo de que contraiga el COVID-19 en la cárcel londinense de Belmarsh.

"Esta pandemia global (...) no es motivo para excarcelar al señor Assange", declaró la jueza que preside el caso, Vanessa Baraitser.

Assange atendió parte de la vista judicial por vídeo conferencia desde la prisión de alta seguridad, donde deberá permanecer mientras se defiende de la petición de extradición a Estados Unidos, según se desprende de la decisión judicial.

La solicitud de los abogados de Assange, que afronta la segunda fase de su juicio de extradición en mayo, se produce después de que el gobierno británico indicara que se plantea liberar temporalmente a algunos presos para reducir la incidencia de COVID-19 en las prisiones del Reino Unido.