"Si Putin fuera mujer no habría empezado la guerra en Ucrania", afirmó hace algunos días en la cumbre del G7 el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson. Su comentario generó polémica y, además, calificó la operación militar de Rusia como "un perfecto ejemplo de masculinidad tóxica".

Sin embargo, Vladimir Putin no hizo oídos sordos a las declaraciones del líder británico y los tildó de "incorrectos". Además, mencionó a la ex primera ministra Margaret Thatcher para opacar sus dichos. "Margaret Thatcher decidió lanzar una ofensiva contra Argentina para controlar las islas Malvinas en 1982", remarcó. Desde Turkmenistán, el mandatario ruso recordó que "allí, una mujer decidió empezar una guerra".

Putin le respondió con firmeza a Boris Johnson, quien caracterizó su accionar militar como un ejemplo de masculinidad tóxica

La palabras de Putin cayeron en un momento de "tensión" entre Argentina y el Reino Unido por el conflicto de la guerra de Malvinas. Alberto Fernández, presidente de Argentina, y el mandatario inglés mantuvieron una reunión en medio de la cumbre del G7. El líder argentino fue tajante: "Mientras no se solucione la soberanía de Malvinas no hay otros temas que hablar".

Moscú expresó su rechazo sobre los dichos de Boris Jonhson

Desde Moscú citaron a la embajadora del Reino Unido, Deborah Bronnert, al Ministerio de Relaciones Exteriores, en donde le expresaron "firmemente" su descontento con "las declaraciones abiertamente groseras de las autoridades británicas sobre Rusia, su dirigente, funcionarios y el pueblo ruso".

Además, precisaron que "en una sociedad educada, es costumbre disculparse por unas declaraciones de este tipo". También denunciaron una "retórica insultante e inaceptable".

Asimismo, remarcaron negativamente el accionar británico con la "propaganda de informaciones deliberadamente falsas, sobre todo sobre supuestas amenazas de la parte rusa de recurrir a las armas nucleares".

Moscú criticó los dichos de Boris Johnson sobre la guerra entre Rusia y Ucrania

Por otro lado, en medio de la cumbre del G7 y luego de las declaraciones que emitió Boris Johnson, Dmitri Peskov, portavoz ruso, aseguró que "a Freud le habría encantado tener en vida un tema así para sus investigaciones".

Quien también cruzó al líder británico fue María Zajárova, vocera de Asuntos Exteriores de Rusia. "Boris Johnson tiene una gran imaginación. ¿Qué demonios hicieron los Siete juntos?", afirmó.

Putin-Johnson: qué dijo el Reino Unido

En diálogo con LBC Radio, el ministro de Defensa del Reino Unido, Ben Wallace, contraatacó a Putin, luego de que el mandatario rechazara las expresiones de Johnson sobre la guerra entre Rusia y Ucrania. 

"La visión que el presidente Putin tiene de sí mismo y del mundo es un síndrome de hombrecito, una visión machista", mencionó. A su vez, acusó a Zajárova de "amenazar" a todo el mundo con armas nucleares.