Después de que Hertz adquirirera 100.000 autos de Tesla el pasado lunes, la empresa de alquiler de autos anunció un acuerdo exclusivo con Uber. El pacto consiste en alquilar 50.000 Tesla Model 3 —la mitad de los que compró—  únicamente a los conductores de Uber, para potenciar el mercado de autos eléctricos y reducir 

Presionada para eliminar gradualmente los vehículos a nafta, Uber planea que su flota de autos sea totalmente eléctrica para 2030 y así cumplir con las regulaciones de California, el mercado automotriz más grande de Estados Unidos. 

Con el acuerdo Uber-Hertz, las acciones de Tesla volvieron a subir hasta los 1.070,88 dólares, un nuevo máximo después del récord de 1.024,86 del pasado lunes. Así, en la semana Tesla vio como sus acciones crecieron un 16% en los últimos tres días, acumulando un impresionante aumento del 50% en 2021.

Es la primera vez que Uber colabora con Hertz para ofrecer un auto específico a sus conductores, aunque ya desde 2016 trabajaban en conjunto para dar descuentos en el alquiler de vehículos a quienes no tuvieran su propio automóvil. Hertz anunció el pasado lunes que comprará unos 100.000 Tesla Model 3 por 4.200 millones de dólares, por lo que se presume que el acuerdo por alquilar la mitad de esa flota a Uber ya estaba pactado de antemano.

A partir del 1 de noviembre, quienes manejen un Uber en Los Ángeles, San Francisco, San Diego y Washington DC podrán alquilar un Tesla en Hertz, mientras que los demás conductores podrán acceder al programa a finales de este año, informó la compañía de transporte en una publicación en un blog.

Hertz reservará la mitad de los autos que le compró a Tesla para Uber

"Si bien la mayoría de los conductores que usan Uber son dueños de sus autos, muchos no. Es por eso que Hertz ha trabajado con Uber para ofrecer opciones de alquiler de vehículos desde 2016", dijo Uber en un comunicado de prensa.

"La asociación de hoy con Uber es otro gran paso adelante para que Hertz se convierta en un componente esencial del ecosistema de movilidad moderno y cumpla con nuestro compromiso de ser una empresa ambientalmente avanzada", dijo el director ejecutivo interino de Hertz, Mark Fields, en un comunicado. 

Alquiler de auto para Uber

Según informó The Verge, el alquiler de un Tesla Model 3 cotizará a 334 dólares por semana, incluido mantenimiento y seguro. Aunque la tarifa es bastante costosa, la empresa de transporte confía en que los conductores verán el beneficio en el ahorro de combustible y menos mantenimiento. Además, el plan es reducir ese monto a 299 dólares una vez que el programa esté en marcha.

En promedio, un conductor de Uber en Los Ángeles gana 17.08 dólares por hora. A razón de ocho horas diarias por cinco días, una persona que maneje un Uber en esa ciudad podría recaudar 683 dólares semanales, un poco más de la mitad de lo que sale alquilar un Tesla Model 3 en Hertz. El costo semanal promedio de un auto de alquiler de Hertz varía desde los 150 hasta los 325 dólares, según Cars.com.

Uber, además, quiere seducir a los conductores con beneficios: quienes usen vehículos híbridos o eléctricos para recoger pasajeros reciben 50 centavos adicionales por viaje, mientras que los conductores que usan vehículos específicamente eléctricos de batería obtienen otro dólar además de eso, por un total de USD 1.50 extra por viaje. Para la recarga, los conductores tendrán acceso a la red Supercharger de Tesla, así como descuentos en las estaciones de carga EVgo participantes.

Sin embargo, para acceder a los autos eléctricos se deberá cumplir con una serie de requisitos: los conductores deben tener al menos una calificación de 4.7 estrellas y haber completado al menos 150 viajes para poder alquilar un Tesla.

Uber no quiere fallarle a su promesa

"Seremos 100% eléctricos para 2030 en Estados Unidos, Canadá y Europa", prometió Uber, y además se animó a pronosticar que ese porcentaje se extenderá a todo el mundo para 2040. En este sentido, anunció un desembolso de 800 millones de dólares para ayudar a "cientos de miles de conductores en los EE. UU., Canadá y Europa en la transición a vehículos eléctricos de batería para 2025". 

El acuerdo de este miércoles representa un gran primer paso en esa dirección. Y es una apuesta fuerte, sobre todo en un contexto donde solo el 1% de los automóviles son eléctricos en Estados Unidos y un viaje en Uber contamina un 50% más que si es un auto particular. La apuesta por autos eléctricos es cada vez más fuerte, y cada vez más jugadores externos buscan meterse en el mercado, como el caso de Xiaomi, el productor de celulares chino que ya planea una flota propia. 

Uber no es la primera empresa en utilizar autos de Tesla como vehículo de transporte. A principios de este año, la empresa de alquiler de ciclomotores Revel anunció su propio servicio de transporte al estilo Uber en la ciudad de Nueva York con 50 vehículos Tesla Model Y de color azul brillante.