Reabre la esquina que ocupó la tradicional confitería Rond Point por más de cuarenta años, ubicada en Figueroa Alcorta y Tagle, en el barrio de Palermo Chico. Cerrada hace más de un año, ahora estará a cargo de la automotriz Audi y ofrecerá una ampliación del tradicional Audi Lounge, que funcionaba en el segundo piso, y otro espacio abierto al público. Será inaugurado para la primavera.

Rond Point supo ser un lugar de encuentro exclusivo de políticos y empresarios, donde se reunían también famosos y poderosos. En 2004 cerró un año por reformas. Quince años después, la historia se repitió, pero esta vez cambió de nombre definitivamente.

En 2005, cuando volvió a abrir convirtió su piso superior en el primer Audi Lounge del mundo. Ofrecía livings ejecutivos de uso exclusivo para usuarios de la marca y un salón para organizar eventos. Era un meeting point de espacio de coworking donde Audi organizaba eventos para fidelizar clientes. El éxito de la acción fue tan rotundo, que incluso la experiencia fue replicada por la marca alemana en otros países.

Cuando cerró en junio del año pasado, se anunció que iba a ser sólo por dos meses, pero eso fue dando un giro. En un momento, la empresa que la operaba Desarrollos Gastronómicos, grupo empresario que tiene las marcas Kentucky, Güerrin y Dandy, pensó en reconvertirlo con el nombre de esta última cadena. Pero luego se retiró del predio y Audi decidió ponerse al frente de todo el negocio. Dandy podría llegar a operar la parte gastronómica de la planta baja, pero en caso de acuerdo, sería bajo el paraguas de la marca alemana.

El local fue remodelado por completo y aseguran que no funcionará más el restaurante en la parte superior. La marca alemana tendrá un espacio exclusivo, aunque aclara que no será una concesionaria. En la planta baja habrá tres modelos de autos Audi expuestos, y se conocerán todas las novedades de la marca, pero no se cerrarán operaciones.

Si bien la planta baja será abierta al público, también habrá un sector de servicios exclusivos para quienes "presenten la llave de un auto Audi, la cédula verde del mismo o se acrediten a través de la Audi Experience Card", explica el sitio. Algunos de los servicios exclusivos para clientes de Audi eran talleres de arte, gemas, diamantes, escritura, lectura, oratoria y hasta economía y literatura.

Todo indica que la marca Rond Point, pasará a formar parte de la historia. Y aseguran que por ahora, no hay idea de usarla en otro espacio gastronómico. Lejos quedaron las épocas en las que compartía esquina con la famosa joyería OR, luego se reconvirtió en Winery y ahora fue demolido para construir un edificio.

Más notas de

Graciela Moreno

El dueño de la disco La City: "Si caes en el tercer round, es porque ya venías mal"

La City una disco porteña con 40 años de historia

Plan B: un catálogo de pymes creadas por trabajadores afectados por la pandemia

Plan B: catálogo solidario de negocios de gente sin trabajo de la industria audiovisual

Cerró el restaurante Dragón Porteño del Barrio Chino y su dueño será delivery de app

Dragón Porteño, fundado hace 20 años, fue uno de los primeros en hacer delivery en el Barrio Chino

Cerró el histórico restaurante Todos Contentos del Barrio Chino

Todos Contentos, el restaurante más querible del Barrio Chino

La cadena de heladerías Persicco cerró su local más emblemático

Cerró el primer local de la cadena Persicco fundado en el 2001

Cerraron 450 cervecerías artesanales y 120 fábricas de cerveza en la pandemia

Cervecerías artesanales en crisis

Cerró el restaurante Sorrento de la avenida Corrientes tras 140 años de historia

Sorrento City, otro restaurante que no sobrevivió a la pandemia

Rodizio Costanera busca socio para reabrir, no paga sueldos desde marzo

Los 60 trabajadores de Rodizio Costanera reclaman el pago de sueldos desde marzo

Las curiosas etiquetas de vinos de Vicentin

Englobadas bajo el nombre Banda de los Sucios: los Vicentin eligieron marcas que hoy, frente a su crítica situación por cesación de pagos, resultan irónicas

Cerró el restaurante La Tekla, remató todo y lo reparte, a cambio de la indemnización

Ricardo Klausner el adiós a un restaurante histórico, La Tekla