Elon Musk, CEO de Tesla y dueño de SpaceX, se convirtió en el socio mayoritario de Twitter al adquirir una participación del 9,2% de la empresa. La nueva inversión del magnate sudafricano provocó que las acciones del sitio de microblogging se dispararan un 25% en las operaciones previas a la apertura del mercado. 

Elon Musk en Twitter

La participación de Elon Musk en Twitter representa un valor cercano a los 3.000 millones de dólares al precio del cierre del viernes 1 de abril. Además, empresarios involucrados en acciones de la aplicación indicaron que la asociación de Musk no es para cambiar el rumbo de la red social. 

Sin embargo, la compra de casi el 10% de la empresa es sugerente dadas las recientes declaraciones públicas de Musk. A pesar de ello, los rumores no se hicieron esperar, ya que a finales de marzo el multimillonario de Silicon Valley dijo que estaba pensando seriamente en crear una nueva plataforma de redes sociales.

Twitter acciones 

Las acciones de Twitter se vieron en alza antes de la apertura del mercado el 4 de abril, por la compra realizada por parte de Elon Musk, quién pasó a convertirse en el mayor accionista de la red. Desde el 2020, se observó como el magnate utilizó Twitter, ya sea para hablar de criptomonedas o anunciar cambios y lanzamientos de nuevos proyectos con SpaceX, principalmente. 

La compra de este paquete de acciones se ha comunicado semana y media después de que Elon Musk consultara a sus millones de seguidores en Twitter si consideraban que la red social se adhiere “rigurosamente” al principio de que la libertad de expresión es esencial para la democracia.

Elon Musk se convierte en el máximo accionista de Twitter, por delante del grupo Vanguard (8,79%) o de Morgan Stanley (8,76%).

Hace cuatro meses, Jack Dorsey, su fundador, abandonó el cargo de CEO para otorgarle la responsabilidad a Parag Agrawal, su anterior CTO. Uno de los proyectos que tiene entre manos el nuevo CEO es el de descentralizar Twitter, precisamente para combatir la censura y el impacto del algoritmo. 

La agresiva operación de Musk en la acción de Twitter se produce en pleno escrutinio de la SEC (Securities and Exchange Commission, el regulador del mercado de capitales de los EEUU) sobre las actividades de difusión que realiza Musk en esta red social y que podrían ser constitutivas de presuntos delitos de manipulación de valores y conflictos de interés.

El multimillonario tuvo que pasar por los tribunales por un mensaje suyo en Twitter de agosto de 2018 en el que señaló que tenía “financiación asegurada” para retirar a Tesla de la bolsa a USD420 por acción, información que luego resultó no ser veraz.