Facebook, la red social más famosa del mundo, sigue protegiendo a su creador, Mark Zuckerberg, y decidió pagar 4900 millones de dólares más de lo indicado a la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos para que su nombre no sea mencionado, en el marco del gran escándalo que despertó Cambridge Analytica en el 2018 y que lo llevó a la Corte Suprema de Justicia del mismo país.

En este contexto,  la demanda estipulada que involucra al fundador de de Facebook asciende a la suma de 5 mil millones de dólares, la cual especifica que no sea nombrado durante el proceso judicial para poder proteger su identidad. "Acordaron autorizar un acuerdo multimillonario con la FTC como un quid pro quo expreso para proteger a Zuckerberg de ser nombrado en la queja de la FTC, sujeto a responsabilidad personal o incluso requerido para sentarse a una deposición", se difundió recientemente.

El nombre de Mark Zuckerberg no podrá ser mencionado durante el proceso judicial que lo involucra.

La misma denuncia hecha por accionistas también vuelve a remarcar la importancia de la preservación de la imagen del famoso programador, haciendo hincapié en la gran sensibilidad que posee él mismo. "El riesgo habría sido muy importante para él, quien es extraordinariamente sensible acerca de su imagen pública y se ha informado que tiene ambiciones políticas", resaltó el comunicado.

Además, la orden judicial también responsabiliza a Facebook por un "enfoque laxo del gobierno corporativo" con respecto a la situación que involucra a su milonario creador, y señala que "lo ha permitido, lo ha defendido y ha pagado miles de millones de dólares de las arcas corporativas de Facebook para que sus problemas desaparezcan".

De esta manera, Mark Zuckerberg comunicó la noticia en una publicación que hizo desde su página oficial en la red social y detalló un cambio de paradigma que comenzará en su empresa en términos de seguridad y manejo de la información. "Acordamos pagar una multa histórica, pero lo que es más importante, vamos a realizar algunos cambios estructurales importantes en la forma en que construimos productos y administramos esta empresa", sentenció.

Una recapitulación del controversial proceso que enjuició al empresario 

"Fue mi error y lo siento", fueron las palabras de Zuckerberg en abril de 2018 cuando asistió al Congreso de Estados Unidos y su caso dio vuelta el mundo entero. "Esta claro ahora que no hicimos lo suficiente", agregó el treintañero respecto a la filtración de la información de los usuarios de Facebook

La campaña presidencial que enfrentó a Hillary Clinton y a Donald Trump en 2016 destapó la controversia hace ya tres años y medio cuando se dio a conocer que a partir de los datos de 87 millones de personas que recolectaba la aplicación con la empresa Cambridge Analytica, se podía incidir en el voto de cada integrante del electorado estadounidense.

Igual que en la actualidad, Mark Zuckerberg prometió realizar una profunda investigación sobre el tema, para poder garantizar la mayor seguridad a los usuarios de Facebook y desenmascarar a las demás empresas que podrían haberse filtrado de manera anónima. Como así fue recientemente, el empresario hizo hincapié en "una política más estricta".