Si los resultados de las PASO se repiten en octubre próximo, Axel Kicillof candidato del Frente de Todos, lanzará un plan productivo industrial para reactivar la economía de la provincia de Buenos Aires de la mano de todos los sectores, que tendrá como eje el agregado de valor materializado en créditos para los pequeños y medianos productores.

En cada encuentro que el ex ministro de Economía comparte con distintos sectores productivos repite lo mismo: "denme ideas, propuestas de lo que creen hay que hacer en la provincia", relatan todos aquellos que tuvieron la posibilidad de hablar con él y agregan: "también escucha las críticas".

Esto pasó en la Sociedad Rural de Bragado en donde los productores tuvieron la oportunidad de preguntar sobre las políticas aplicadas durante el gobierno de Cristina Fernández. El miedo del campo pasa por la mala comunicación, ya que nunca generó los puentes que llevaran al diálogo ni antes ni hoy. Se entiende entonces que el problema es pura y exclusivamente ideológico. Si esto no se supera será difícil la convivencia.

El entorno de Kicillof sostiene que el objetivo primordial pasa por eliminar fantasmas y citan el vínculo con La Cámpora y retenciones. "Nunca en su paso como ministro de Economía propuso un aumento en las retenciones; al contrario, las segmento. Teniendo la oportunidad de hacerlo, no lo hizo algo que si paso con Martín Lousteau".

"La campaña del miedo instalada por Cambiemos de que acá gobernará La Cámpora no es así", afirman. Y reperfilan: "Por qué ahora vendría un proyecto para quedarse con los campos, para qué se usarían. No tiene asidero racional", subrayan. Entre los dirigentes del campo existe la idea de que Kicillof pertenece a la organización aunque no es así, sino que tiene una relación cercana con algunos de sus integrantes.

Entre las propuestas sobre las que trabaja el equipo económico se encuentra la segmentación que apuntará al desembolso de créditos accesibles desde el Banco Provincia donde se trabajará en un programa de estímulo para los pequeños productores o al que más lo necesita. El mismo se medirá no sólo por la cantidad de hectáreas trabajadas sino también por la capacidad de producción.

Los técnicos de Kicillof entienden que quizás el que produce soja sea el que menos necesite un préstamo, pero "si ese productor pide un crédito para agregar valor como es harina, aceites, o lo que sea transformación del commoditie que permita luego un aumento de la mano de obra en los pueblos tendrá sin dudarlo la ayuda económica". Y si es necesario salir al exterior a buscar inversores "también estaremos con ellos". El objetivo es sacar al campo de la ruralidad para pasarlo a la industrialización, afirman.

El objetivo es ambicioso. Se trata de un plan no a cuatro años sino de largo plazo que lleve entre 20 a 30 años donde estén: campo, pymes y fabricas, un modelo de desarrollo productivo para la provincia. "Que lo siga el que tenga que venir de tal forma que sea convincente con medidas de alto impacto", sostienen.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

El Papa no tiene previsto visitar Argentina en 2020

Ver más productos