El abogado que representa a la madre de Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años desaparecido el 30 de abril último en Pedro Luro, contó este lunes que el presidente Alberto Fernández se comunicó con su clienta el pasado sábado para brindarle su apoyo, al igual que lo hizo el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

"Sí, se comunicó el señor Presidente y el señor Gobernador con Cristina (Castro) el sábado", resaltó el abogado de la familia, Leandro Aparicio.

En declaraciones a radio Futurock, el letrado indicó que el jefe de Estado "habló personalmente" con la madre del joven y que le dijo que "lo llame con lo que le quiera pedir". Se trató del primer contacto telefónico entre ambos.

En ese marco, el abogado indicó que "el encubrimiento" de la presunta desaparición de Facundo "excede ya a la policía únicamente", y amplió: "Tenemos nueve policías identificados, pero ya tenemos civiles de otros organismos que han contribuido en el encubrimiento".

Aparicio reiteró que esa es la pista de la querella es que "lo desapareció la policía de la provincia de Buenos Aires"

El abogado apuntó además contra el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni: "Si Berni hizo una auditoria y descubrió algo, tendría que haberlo informado a la justicia federal, que es un poder independiente". "Si Berni no descubrió nada, es un incompetente; si descubrió algo y no lo denunció, es un encubridor", resaltó.

Declaran testigos

Aparicio adelantó además que este lunes sería un día muy importante en el desarrollo de la causa, ya que declararán las dos últimas testigos que dijeron haber visto a Facundo y que, a criterio de la querella, fueron "inducidas", lo cual quedará en evidencia, sostuvo.

"Hay dos testimonios, inducidos, de personas que dicen que lo vieron (a Facundo). Uno es de una chica muy vulnerable, que fue a una escuela especial y su testimonio se confronta con otras cuestiones", dijo el abogado.

En este marco, precisó: "La otra es una persona que le dice a la policía 'yo no llevé nunca a ese chico, no lo reconozco, llevé una vez a una persona que tiene 15 centímetros mas, que la levanté en un lugar que se llama Burativich que está a 25 kilómetros de Origone, que trabajaba en un campo y que no era Facundo".

Además, Aparicio anticipó que solicitarán un nuevo rastrillaje con peritos propios en lugares específicos de la ciudad de Mayor Buratovich, donde varios testigos aseguraron haber visto con vida a Facundo por última vez.

"Todos esos rastrillajes a nosotros no nos van ni nos vienen. No los pedimos, y si aparece es porque fue plantado el cuerpo", agregó el letrado.

Avanza la investigación

Por otra parte, el fiscal federal 1 de Bahía Blanca a cargo del caso, Santiago Ulpiano Martínez, informó que comenzó con el análisis de los libros de guardia del Comando de Prevención Rural de Villarino, la Subestación de Policía Comunal de Mayor Buratovich y del Puesto de Vigilancia de Teniente Origone.

A través del sitio Fiscales.gob.ar, la fiscalía indicó además que el Ministerio de Seguridad bonaerense aportó en las últimas horas el informe requerido sobre Sistema de Localización Automática Vehicular (AVL) para poder identificar la ubicación de cada patrullero de los destacamentos de la zona al momento de la desaparición de Facundo.

Sin embargo, la fiscalía aclaró que "existían patrulleros identificables municipales con dispositivos AVL, que eran monitoreados desde otro usuario al que no poseían acceso y que esos móviles no figuraban en el listado de la Flota Automotriz Ministerial".

"Ese organismo aportó la información obrante en sus registros sobre el móvil o los móviles policiales que fueran asignados al puesto policial de Teniente Origone, el personal policial que se encontraba prestando servicio, los equipos trunking que fueran asignados a ese personal, su geo posicionamiento y los registros de modulaciones de radios del 30 de abril, entre las 13.00 y las 17.00 horas", dice el informe.