Cuando el equipo económico buscaba frenar la sangría del dólar con medidas más restrictivas para las importaciones, Alberto Fernández se reunía con el primer ministro británico, Boris Johnson, en el marco de la cumbre del G7 en Alemania sin poder avanzar en una apertura del diálogo sobre la soberanía de Malvinas.

El Presidente volverá al país y deberá enfrentar una semana con un escenario económico complejo ante el faltante de dólares, un riesgo país en suba y el dólar blue en un nuevo récord.

El Gobierno responsabiliza a la guerra de Rusia contra Ucrania por los malos indicadores en la economía. Así lo aseguró ayer el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, quien afirmó que las medidas "evitan que vayamos a una devaluación brusca".

Las medidas para endurecer los controles a las importaciones se pusieron en marcha ayer luego de que la vicepresidenta, Cristina Kirchner, reclamara al Ejecutivo por el "festival de las importaciones".

Hoy el Ministerio de Economía realizará una licitación de títulos del Tesoro en la que buscará cubrir vencimientos por $243.000 millones.

En este panorama, Alberto Fernández aterrizará hoy en Buenos Aires luego de participar en Alemania de la Cumbre del G7, integrada por las grandes potencias mundiales.

También sigue pendiente de resolución la problemática del faltante de gasoil en gran cantidad de provincias del país, lo que derivó en cortes de rutas y protestas que hoy llegarán a la Ciudad de Buenos Aires con una movilización al Obelisco. Desde el Gobierno aseguran que el tema estaría solucionado dentro de 15 o 20 días cuando lleguen al país los buques con combustible.

Alberto Fernández vuelve a la Argentina

El Presidente retomará la agenda en el día de mañana en un acto en el complejo de Ciudad Universitaria, de la ciudad de Buenos Aires, junto al ministro de Ciencia y Tecnología, Daniel Filmus, uno de los funcionarios más leales que apoya una reelección presidencial.

El jueves tiene previsto viajar a la provincia de La Rioja donde será recibido por el gobernador, Ricardo Quintela, uno de los mandatarios que se expresaron a favor de ampliar la cantidad de miembros de la Corte Suprema.

En paralelo, Alberto Fernández tiene el desafío de mantener la unidad en el Frente de Todos y seguir evitando nuevos embates desde los aliados del kirchnerismo, especialmente de las críticas de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, quien regresó a la escena pública para marcar los errores del Ejecutivo.

Las diferencias políticas volvieron a enfrentar al oficialismo en los últimos días por la discusión por la distribución de los planes sociales, lo que derivó en cuestionamientos entre las organizaciones sociales aliadas a la Casa Rosada, como el Movimiento Evita, y los que responden a La Cámpora.

Más notas de

Natalia Vaccarezza

La reacción del Gobierno por la marcha de la CGT

La reacción del Gobierno por la marcha de la CGT

Alejado de los anuncios, Alberto Fernández vuelve al conurbano

Alejado de los anuncios, Alberto Fernández vuelve al conurbano

Con la agenda económica, Massa debutó en la reunión de gabinete

Con la agenda económica, Massa debutó en la reunión de gabinete

El Gobierno da una muestra de unidad para calmar la interna

El Gobierno da una muestra de unidad para calmar la interna

Semana clave para poner en marcha el plan de Massa

Acto de Alberto y Massa

Alberto y Massa, por primera vez juntos en un acto de gestión

Alberto y Massa, por primera vez juntos en un acto de gestión

Asume Sergio Massa: el rol del "Primer Ministro" y la etapa de una nueva gestión

Asume Massa: el rol del "Primer Ministro" y una nueva gestión

Alberto Fernández sigue con la gestión a la espera de Sergio Massa

Alberto Fernández sigue con la gestión a la espera de Massa

Inicia una semana clave, con más cambios en los ministerios

Inicia una semana clave, con más cambios en los ministerios

Inflación: dura advertencia del Gobierno a los empresarios

Inflación: dura advertencia del Gobierno a los empresarios