El presidente, Alberto Fernández, recibió este mediodía en la Casa Rosada a Hugo Moyano, líder del sindicato de Camioneros. Moyano estuvo en la sede del Ejecutivo por casi dos horas, durante las cuales también se reunió con el ministro de Interior, Eduardo "Wado" De Pedro. Por el momento, no trascendieron detalles de lo charlado.

La cita, que no estaba agendada, comenzó con la llegada del dirigente sindical a las 11:30 a la sede del Gobierno. Primero tuvo lugar la reunión con De Pedro y, una vez terminada, Moyano mantuvo un encuentro con el jefe de Estado. Se retiró finalmente cerca de las 13:20.

El encuentro se dio un día después del paro de unas 50 líneas de colectivo del Área Metropolitana de Buenos Aires pertenecientes al grupo DOTA, ligado a la UTA disidente. Esta facción del sindicato de transporte se opone no solo a la conducción oficial de Roberto Fernández sino también a Moyano. En este punto, el camionero coincidió con el Gobierno, dado que el martes el ministro de Transporte, Mario Meoni, afirmó que el paro es "ilegítimo".

Sin embargo, Moyano ya había tenido algunos roces anteriores con el actual Gobierno, en primer lugar debido a que el Ministerio de Transporte no quedó a cargo del candidato que él pretendía, Guillermo López del Punta, sino de Meoni, un hombre originalmente ajeno al área: "Pusieron un psicólogo, un sociólogo, no sé...", se quejó el camionero.

Además, el sindicato cerró recientemente un aumento salarial del 26,5% hasta junio, por encima de las paritarias "mesuradas" que había pedido el Presidente en enero.

La reunión se dio en el marco de la iniciativa del jefe de Estado de mantener una serie de reuniones con sindicalistas para organizar una agenda de trabajo con la finalidad de "evitar todo mecanismo de indexación de la economía", como lo expresó este lunes.