La titular de la empresa pública AySa , Malena Galmarini, denunció que los organizadores del Lollapalooza en la Argentina hacían uso de "camiones de agua" durante el evento para hidratar "gratis" por lo que, como consideró con "las tarjetas corporativas y el contrato con Boca Juniors" planteó darlo de baja.

"AySa es una empresa que se estaba manejando como si fuera empresa privada", dijo Galmarini y denunció que "los camiones de agua que se usan para hidratar, como sucedió en la villa 31 por el calor, salen alrededor de 26 mil pesos y el año pasado se llevó gratis a los recitales del Lollapalooza".

La referente de Tigre y que el presidente Alberto Fernández diseñó al frente de la empresa de servicios públicos, especificó que la gestión anterior había cedido los camiones de agua "gratis". "La empresa no permite poner el logotipo. Nadie se enteró", enfatizó Galmarini.

El Lollapalooza es un espectáculo que dura tres días y toma lugar en el Hipódromo de San Isidro. Y según adelantó Galmarini, este año los camiones de agua gratis no serán parte del espectáculo.

"Así como dimos de baja las tarjetas corporativas, el contrato con Boca Juniors, también dimos de baja el convenio con el festival Lollapalooza", sentencia.

Días atrás, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, denunció que los directivos de la empresa de aguas  Aysa le pagaban 3.200.000 pesos por mes al club  Boca Juniors para invitar a periodistas al estadio.

Frente a esta situación, el presidente de Boca, Jorge Ameal, adelantó que iniciará una investigación interna sobre la denuncia efectuada por Sergio Massa sobre que los directivos de la empresa de aguas AySa pagaba una suma millonaria por mes al club para invitar a periodistas al estadio del "Xeneize".