El titular de UPCN y secretario adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez, se refirió a los posibles recortes de salarios en algunas actividades y sostuvo que "cada sindicato sabe hasta dónde puede negociar para cuidar el empleo", mientras que aclaró que la central obrera no puede dar "una directiva rígida" a sus gremios debido a las diferentes realidades de cada sector.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, expresó el espíritu con el que el Gobierno observa las negociaciones sectoriales y sostuvo que está intentando "sostener los contratos de trabajo".

"Hoy no estamos viendo caídas significativas en el nivel de empleo. El último dato que tenemos es que las bajas totales eran similares a las de marzo de 2019. Hay actividades que van a estar afectadas y estamos utilizando todos los mecanismos que prevé la ley para combatirlo", indicó Moroni.

Este tema quedó el centro del debate en los últimos días, luego de que sectores como los mecánicos del SMATA negociaran recibir el 75% de sus salarios para evitar despidos y de que el titular de la UOM, Antonio Caló, sondeara con los empresarios el pago del 70%, aunque en este caso otros miembros de la cúpula del gremio metalúrgico cuestionaron esa poda y pospusieron una definición. En ese caso, el plazo del acuerdo y la proporción de los aportes patronales dificultaron el entendimiento.

Consultado sobre los estatales, Rodríguez rechazó de plano que a los empleados que no están trabajando les paguen un ingreso inferior al habitual.

"En los estatales no se puede pasar que cobren menos los que no asistan a los lugares de trabajo", avisó el dirigente en declaraciones a radio El Destape, y agregó: "No hay ningún indicio para que nos rebajen los salarios".

Incluso, Rodríguez señaló que su sindicato propuso al Ejecutivo que "algunos trabajadores vuelvan a sus lugares de trabajo si es necesario", en momentos en que algunas actividades están flexibilizando el aislamiento, en el marco de la cuarentena administrada.

Por su parte, el sindicato de Petroleros se encamina a aceptar en breve un acuerdo que convalida las suspensiones con una rebaja salarial del 70% del salario para trabajadores de Chubut, Neuquén, La Pampa y Rio Negro.

Otros gremios como comercio, construcción, gastronómicos, seguros y calzado también se encuentran negociando con las golpeadas empresas del sector algún tipo de acuerdo para el pago de salarios de este mes.