Por pedido del fiscal federal Gerardo Pollicita, allanaron las oficinas del segundo y tercer piso del Banco Nación (BNA), en el marco de la causa que investiga la irregularidad de los préstamos otorgados por el organismo a la firma Vicentin.

Según confirmaron fuentes oficiales del Banco Nación a BAE Negocios, el allanamiento corresponde a un requerimiento fiscal de ampliación, donde personal de la fiscalía acudió al edificio del BNA a buscar documentación adicional y computadoras de exfuncionarios del organismo, entre las que se encuentra la del exdirector, Javier González Fraga

El Banco Nación es querellante en la investigación que analiza la "posible existencia de una maniobra por la cual se habría perjudicado al Estado Nacional a través del otorgamiento irregular de préstamos por parte del Banco de la Nación Argentina a favor de la firma Vicentin". Voceros del BNA aclararon que el allanamiento no está relacionado a funcionarios actuales del Banco, sino a integrantes de la gestión anterior, bajo la presidencia de Mauricio Macri.

Integrantes de la fiscalía se llevaron la computadora del exdirector del BNA, Javier González Fraga

"El Banco Nación facilitó las herramientas necesarias para realizar el procedimiento", confirmaron desde el organismo. Además, esperan que con estas nuevas evidencias el fiscal Pollicita pueda avanzar con la causa para llegar a resultados concluyentes. Actualmente la causa se encuentra bajo secreto de sumario, por lo que el Banco Nación todavía no ha podido acceder a la misma.

El organismo es querellante en la causa desde febrero de este año, y hace una semana había denunciado a Vicentin por estafa y balances falsos, luego de analizar los estados contables presentados por la empresa en el concuros de acreedores, que mostraron pérdidas por USD3.046 millones en un período de apenas tres meses.

"La contradicción que hay entre el balance que presentaron para tomar los créditos nacionales y extranjeros y el que presentaron ahora es tan grande que hay USD1.800 millones aproximadamente de diferencia", dijeron en esa oportunidad fuentes del Banco Nación. 

Las mismas fuentes habían subrayado a Télam que "es un monto muy similar a sus deudas comerciales y financieras que no cumplieron", y por la cual Vicentin solicitó en febrero pasado el concurso preventivo de acreedores, luego de declararse en cesación de pagos en diciembre de 2019.

Entre otras medidas de prueba, la presentación judicial solicita a la Fiscalía que "se ordene la realización de un peritaje contable y de auditoría" sobre libros y registros contables de Vicentin para determinar "si son llevados en forma legal" y los números del balance 2019 poseen "respaldo en la documentación contable" de la compañía. La presunción que existe tanto en el BNA como en el comité ad hoc de bancos extranjeros acreedores de la agroexportadora es que la firma habría falseado datos de sus balances para obtener créditos con los cuales mantener su operación exportadora.