La ex presidenta y precandidata de la fórmula del Frente de Todos, Cristina Fernández de Kirchner, volvió a solicitar autorización para viajar a Cuba el 22 de agosto a visitar a su hija, Florencia, quien se encuentra allí por un tratamiento médico.

La senadora pidió salir del país por razones personales entre el 22 y 30 de agosto próximo, con lo cual viajaría casi una semana después de las elecciones primarias en las que ella se postula como precandidata a vicepresidenta. Ante la Justicia, presentó la reserva de los vuelos en avión y del hospedaje en donde se quedará durante esos días en Cuba.

El permiso fue presentado por su abogado penal, Carlos Beraldi, ante el Tribunal Oral Federal 2 que lleva adelante la causa por presunto fraude en la obra pública, en la cual se encuentra imputada. Florencia Kirchner, por su parte, está en Cuba desde principio de año por un tratamiento médico también con autorización judicial, ya que es parte de las causas Hotesur y Los Sauces.

El pedido será resuelto por los jueces que ayer retomaron el juicio previa opinión del fiscal Diego Luciani, en cuyos dictámenes se viene oponiendo a los viajes que realizó Cristina Fernández aunque sus definiciones no son vinculantes.