El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires aseguró a través del ministro de Seguridad, Marcelo D’Alessandro, que el gobierno porteño acudirá a la Justicia para que Argentina pueda destrabar el ingreso de pistolas Taser

El funcionario de CABA mantuvo un diálogo con A24, en donde abordó la temática y explicó que durante el 2021 la Agencia Nacional de Materiales Controlados (ANMaC) había aprobado la compra de 60 artefactos, pero que el gobierno del Frente de Todos dio marcha atrás. Las pistolas tenían como fin ser destinadas al cuerpo de la Policía de la Ciudad. 

“No se terminó de perfeccionar el acto porque no tenemos el permiso para ingresarlas, pero el proceso licitatorio sí se dio. El proveedor las tiene que traer y no se lo permiten”, dijo D’Alessandro, quien señaló que “a la semana” de haberse aprobado la compra, echaron al funcionario que firmó la autorización.

Y aclaró: “Agotamos la instancia administrativas y si no tenemos respuesta esta semana, vamos a ir a la vía judicial”. Ahora, acudirán a la Justicia para que el proyecto de ley que presentaron desde la oposición a fines de julio sea tratado. 

En ese sentido, para el integrante del Gobierno de la Ciudad no está de acuerdo con la compra de las pistolas Taser ya que "aplican sus funciones desde la ideología, no desde la normativa".

"Hubo un montón de episodios donde no solo tenemos que cuidar a los que nos cuidan, los policías, también le salvás la vida al que está en estado alterado", se lamentó D’Alessandro. 

Polémica por las pistolas Taser 

No es la primera vez que el tema sale a la luz para ponerse en discusión en la sociedad argentina. El año pasado, cuando desde Juntos por el Cambio (JxC) expresaron las ganas de comprar algunas pistolas Taser para que los policías puedan portarlas, el oficialismo mostró distintas posiciones

Por su parte, Sergio Berni rechazó la posible medida y advirtió que "si quieren comprar pistolas Taser, las podrán usar entre los funcionarios".

"Hay que dejar de hacer demagogia y pensar en cómo aplicar el Plan Integral de Seguridad, que se trabajó con el Gobierno nacional y para el cual el presidente Alberto Fernández destinó una partida para ese plan", consideró. 

Por el contrario, el ministro de Economía, Sergio Massa, se sumó en su momento a apoyar la compra de 30 pistolas Taser y afirmó que "incorporar tecnologías contra el delito es una obligación".

“Son las herramientas que en Estado de Derecho nos da la Constitución para hacer cumplir la ley”, agregó.