Luego de que los fiscales Carlos Rívolo y Carlos Stornelli pidieran la detención del empresario Paolo Rocca, procesado por asociación ilícita en el marco de los cuadernos del chofer Oscar Centeno por el pago de sobornos en obra pública, el fiscal de la Cámara Federal Germán Moldes desistió hoy de la decisión.

Fuentes judiciales informaron que el fiscal no sostuvo el pedido que hicieron sus pares Rívolo y Stornelli, quienes habían apelado la decisión del juez Claudio Bonadio de procesar a Rocca, aunque sin detención.

Ahora, el fiscal Moldes desistió de mantener ese pedido ante la Sala I de la Cámara Federal así como tampoco la detención del ex jefe de Gabinete Juan Abal Medina: sólo pidió al Tribunal la confirmación de los procesamientos por asociación ilícita.

Según dictaminó Moldes ante el Tribunal, compuesto por Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia, no existen "riesgos procesales" que justifiquen la prisión preventiva del empresario y Abal Medina y tuvo en cuenta la "sujeción al proceso" por parte de ambos.

Lo mismo indicó respecto de Martín Larraburu, ex secretario de Abal Medina y los empresarios Alberto Padoan y Rubén Aranda.

La decisión quedó en manos de los camaristas, aunque al no ser sostenido el pedido de los fiscales por su superior inmediato, en el caso de Moldes, es probable que los jueces declaren abstracto el pedido y sólo se aboquen a analizar si está bien impuesto el procesamiento a los empresarios y exfuncionarios.

Días atrás la Sala I confirmó el procesamiento con prisión preventiva de la expresidenta Cristina Kirchner considerada jefa de la asociación ilícita en la que hay más de 50 personas procesadas, muchos de ellos empresarios que ahora quedaron bajo la acusación de cohecho activo.

noticias relacionadas