Organizaciones sociales y gremios alineados con la izquierda realizaron una nueva jornada nacional de protesta que culminó con una manifestación en Plaza de Mayo, donde reclamaron al Gobierno mejoras en los planes de asistencia y puestos de trabajo.

La protesta fue encabezada por el denominado núcleo duro de los movimientos sociales, que integran las agrupaciones Polo Obrero y Barrios de Pie, junto a gremios autodenominados "combativos", enrolados en partidos de izquierda, y comenzó con una serie de cortes en los principales accesos a la Ciudad de Buenos Aires, que se reprodujeron en rutas de 20 provincias.

Los manifestantes se concentraron a mediodía sobre el Puente Pueyrredón, Puente Saavedra y en el barrio porteño de Liniers, desde donde marcharon luego a la intersección de Avenida de Mayo y 9 de Julio, luego de unas tres horas de cortes en esos accesos.

Por la tarde, se trasladaron a Plaza de Mayo, donde reforzaron el reclamo al Gobierno de aumentos en los planes sociales, mejoras en los programas, puestos de trabajo y reapertura de las paritarias.

Más temprano, el dirigente del Polo Obrero Eduardo Belliboni precisó en declaraciones radiales que "también se incluye un reclamo a las centrales obreras por un paro de 36 horas para que la crisis no la paguemos los trabajadores".

Por su parte, la coordinadora nacional de Barrios de Pie, Silvia Saravia, advirtió que las organizaciones sociales "no dan abasto para asistir a todas las personas" que se acercan a los comedores barriales y subrayó que los reclamos al Gobierno son "un paliativo".

"Nosotros reconocemos que lo que hoy estamos pidiendo es un paliativo, un parche, porque lo ideal sería que hubiera puestos de trabajo genuinos y no que la gente tenga que venir a comer a los comedores", remarcó.

La nueva protesta se dio en momentos en que estos sectores mantienen congelada una medida de acampe por 72 horas frente al Ministerio de Desarrollo Social, en 9 de Julio y Belgrano, tras haber mantenido otro por 40 horas hace dos semanas.

La realización o no de ese acampe por tres días dependerá de las negociaciones con la cartera que dirige Carolina Stanley, según ratificó Belliboni. El Gobierno mantiene el diálogo con la Cetep, Somos Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa, agrupaciones más cercanas al Frente de Todos.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos