Los candidatos a diputados por la provincia de Buenos Aires de cinco espacios políticos participan este viernes de un panel en la última jornada del Coloquio de IDEA, que concluye hoy en Costa Salguero con la el cierre a cargo del presidente Alberto Fernández.
 
Bajo el lema “ Logremos una Argentina sostenible”, el coloquio realiza hoy su último día de deliberaciones, enfocadas en el escenario pospandemia y la necesidad de generar empleo genuino.

En un panel moderado por el periodista Fernando González, exponen sus propuestas los candidatos a diputados del Frente de Todos, Victoria Tolosa Paz; de Juntos, Diego Santilli; de Vamos con Vos, Florencio Randazzo; de Avanza Libertad, José Luis Espert; y del Frente más Valores, Cynthia Hotton.

Todos ellos -además de Nicolás del Caño por el Frente de Izquierda, que no participa del encuentro de hoy- competirán en las elecciones legislativas del próximo 14 de noviembre, tras haber superado las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO 2021) del 12 de setiembre.

Los principales cabezas de listas a competir el 14 de noviembre compartieron sus perspectivas de cara a la postpandemia con discursos dirigidos al empresariado sobre inversión y gestión impositiva. Tampoco, faltó oportunidad para reclamos al oficialismo por la extensión de la cuarentena, el vacunatorio VIP y el Olivos Gate

Candidatos bonaerenses junto a la presidenta del 57º Coloquio, Paula Altavilla, y al presidente de IDEA, Roberto Murchison

Creación de empleo genuino

Los candidatos expusieron sus ideas sobre cómo generar empleo genuino en la provincia de Buenos Aires. Luego de que se de a conocer el salto en la inflación de septiembre, que fue de 3,5%, Randazzo planteó que "la Argentina no tiene ninguna posibilidad de generar empleo si no baja la inflación".

Para lograr bajar la inflación, propuso una serie de medidas: "Hacer que el Estado sea más eficaz, prestando servicios públicos esenciales; tener una balanza comercial favorable, incrementando las exportaciones; tener una emisión de acuerdo a la demanda del dinero; permitir a los pequeños y medianos empresarios que tengan previsibilidad para poder establecer sus costos, que están vinculados al sistema impositivo, a los salarios y al tipo de cambio; y el trabajo formal, el gran desafío".

 

"La única forma de resolver la pobreza en Argentina es crecer y generar trabajo, para eso se necesita ahorro. Es imposible ahorrar con la inflación que hay", afirmó Randazzo.

Santilli, por su parte, afirmó que "la Argentina necesita tener una nueva política de Estado" destinada a la "producción". Los países que crecen y se desarrollan, según sostuvo, cumplen con "cuatro pilares básicos": "Planifican, construyen políticas de Estado, y sostienen en el largo tiempo consensos grandes que les permiten sostenerlos durante décadas". El cuarto pilar sería "una nueva política de Estado, que sea la producción".

Para lograr lo que propone, enumeró cuatro consensos a conseguir: "un consenso fiscal" ya que "es imposible crecer y crear trabajo si no bajamos los impuestos", otro "laboral" entre empresarios, más los representantes de los trabajadores y las fuerzas políticas "para cambiar definitivamente la forma de abordar y generar trabajo genuino".

También agregó la necesidad de un "consenso federal, desarrollo federal" para producir y procesar la riqueza argentina, y por último "un consenso de las reglas claras": "¿Cómo se hace si un gobierno fija una regla, viene otro gobierno y cambia la regla? Necesitamos reglas claras y perdurables".

Espert planteó que para generar empleo hay que terminar con todas las leyes que regulan los derechos y obligaciones laborales, y que "la Argentina tiene que tirar a la basura la sustitución de importaciones y el proteccionismo industrial; tiene que abrazar al mundo de otra manera, dejar de vivir de prestado y usar al mundo como una oportunidad para comerciar".

"El mundo no es nuestro enemigo. En todo caso si queremos proteger de una manera adecuada a nuestra industria como creo que corresponde, tenemos que tener un Estado mínimo que cobre impuestos mínimos para que las empresas puedan sobrevivir a la competencia".

Para Espert, es necesaria "una reforma laboral que dinamite el edificio laboral cavernícola que Argentina ha construido en los últimos 80 años". "Hay que cambiar la ley de indemnizaciones por despido, la ley de contrato de trabajo, la ley de convenio colectivo de trabajo, de asociaciones profesionales y de obras sociales", propuso.

En la vereda opuesta, la candidata oficialista, Victoria Tolosa Paz, hizo hincapié en la necesidad de tener un Estado presente para que "dinamice y colabore en la recuperación" de una economía que está "sumamente dañanda y que viene de atravesar no solo la pandemia sino cuatro años de destrucción del corazón productivo". 

"En esta estapa el rol del Estado es clave y central. Tienen que buscar los niveles de eficiencia, no con suba de impuestos sino con una mejor adminsitración tributaria para ir construyendo una matriz impositiva teniendo el reflejo de una sociedad donde hay sujetos que tiene una myor capacidad contributiva y otros que tienen una menor capacidad", destacó en su discurso. 

Para concluir, Tolosa Paz enfatizó que la forma en la que la Argentina va a poder consolidar su crecimiento es con "inversión, desarrollo y, sobre todo, con generación de trabajo formal". 

Por su parte, la candidata por el Frente más Valores, Cynthia Hotto, acompañó la idea de una "economía social de mercado" donde haya también un "Estado presente" y así se distanción del discurso más "libertario" de Espert. 

"El mercado no resuelve todo, cuando tenemos un 50% de pobreza necesitamos un Estado Presente, un Estado inteligente y articulado que no es el que tenemos ahora", enfatizó Hotton quien recurrió a la justicia para hacer un recuento de votos que le permitió superar el piso del 1,5% de las PASO para competir el 14 de noviembre.