El presidente Alberto Fernández sostuvo hoy que el Gobierno del Frente de Todos tiene "la responsabilidad histórica de defender los intereses de los trabajadores" y a los que "están caídos en la pobreza, a quienes debemos devolver al escenario de la sociedad productiva".

"Estoy acá como Presidente pero antes que nada soy un compañero", dijo el mandatario al participar esta tarde del acto por el Día del Camionero, junto al dirigente gremial Hugo Moyano.

Agregó que como peronista, "no hay nada más importante que el trabajo y la inversión, que las empresas inviertan y den trabajo porque el trabajo dignifica".

Durante su mensaje, el mandatario también asumió que "la pandemia puso a prueba las convicciones" y el Gobierno decidió poner "en primer lugar la vida, y luego el trabajo y la producción".

"Aprobamos la prueba de peronista. No hemos claudicado en ningún objetivo que teníamos el día que asumimos. Nos debimos adaptar a un escenario que no esperábamos. El virus nos puso un escenario muy complejo", dijo Fernández en el marco del congreso anual sindical, en la sede de la Federación Nacional de Camioneros.

Dejó claro además que a la hora de elegir el Gobierno cuáles eran sus prioridades ante la pandemia "no tuvieron ningún dilema", así como no lo tuvo el gremio de camioneros en ayudar en la pandemia.
 

"Solidaridad" en pandemia

El jefe de Estado destacó la "solidaridad" del gremio de los camioneros en medio de la pandemia de coronavirus, y agradeció especialmente la ayuda del dirigente Hugo Moyano.

"El sindicato de camioneros dio de comer a 3 millones de argentinos durante la pandemia. Se abrieron los sanatorios de los camioneros en todo el país", dijo el Presidente.

Recordó también que en medio de la pandemia el gremio de camioneros pudo reinaugurar el sanatorio Antártida, que atiende a afiliados y no afiliados ante la emergencia del coronavirus.