El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, reunió este jueves en La Plata a los jefes de bloque de la oposición provincial para analizar la situación de emergencia generada por el coronavirus, en momentos en que preocupan las consecuencias que la crisis dejará en el conurbano, tanto a nivel salud como en relación al impacto económico sobre la población.

"Convocamos a los presidentes de los bloques de Diputados y Senadores bonaerenses para que se comprometan con el esfuerzo y se sumen al trabajo que estamos haciendo desde la Provincia para enfrentar la pandemia de coronavirus", señaló el mandatario provincial. A su lado estuvieron la vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario, y los ministros de Seguridad, Sergio Berni, y de Salud, Daniel Gollán.

Kicillof habló de las medidas que lleva adelante su gobierno y la oposición le planteó varias propuestas para implementar en las próximas semanas, para cuando se espera el mayor impacto de la enfermedad.

Del encuentro participaron los presidentes de bloques de Juntos por el Cambio Roberto Costa ( Senado) y Maximiliano Abad ( Diputados); y del oficialismo Gervasio Bozzano ( Senado) y Facundo Tignanelli ( Diputados). También asistieron el presidente de la Cámara de Diputados, Federico Otermín, y los legisladores Walter Caruso, Mario Giacobbe, Natalia Sánchez Jáuregui y Mercedes Trimarchi.

Los bloques de Juntos por el Cambio ratificaron su "compromiso de trabajar en conjunto" con el gobierno provincial en el marco de la emergencia sanitaria.

Los opositores insistieron en "la absoluta prioridad del desarrollo de políticas públicas de emergencia a favor de los sectores más vulnerables", y solicitaron "el mayor esfuerzo del Estado en el incremento de la asistencia alimentaria directa, como así también con la actualización del monto y cantidad del Servicio Alimentario Escolar (SEA)".

También, le pidieron a Kicillof la "constitución de un ámbito plural, técnico y político, que debata y genere propuestas concretas para atender la emergencia", y que se consolide "al Banco de la Provincia de Buenos Aires como un actor central" en la crisis.

En ese sentido, reclamaron "un bono de consolidación de deudas con municipios y la postergación de vencimientos de las líneas otorgadas en leasing y otras líneas de préstamos, además de giros en descubierto para las municipalidades en caso de desfasajes financieros, y la extensión de la red de cajeros móviles".

"Modificar la normativa necesaria para que los fondos que corresponden a los municipios por programas de asistencia, como el Fondo de Infraestructura Municipal y el Fondo Educativo, dejen de tener asignación específica. De eso modo podrán ser utilizados en los destinos que cada intendente determine para afrontar la emergencia", fue otro de los pedidos de Juntos por el Cambio al gobernador.