Ricardo Hipólito López Murphy se transformó en una figura imprescindible de Juntos por el Cambio para retener los votos de derecha en las próximas elecciones generales. No lo incomoda ese lugar, más bien todo lo contrario, está atento a los vaivenes que pueda sufrir cualquiera, de otro espacio político, que intente hacerle sombra en territorio porteño.

—¿Cuál es su primer recuerdo de una pelea familiar o de amigos por política?

La quema de las iglesias fue el primer shock que tuve y luego las competencias entre Arturo Frondizi-Alejandro Gómez y Ricardo Balbín-Santiago Horacio del Castillo. Recuerdo que yo prestaba atención a los debates. Mi padre era candidato a diputado nacional y todos seguíamos su campaña. Yo estaba muy enfermo de asma y mi abuela me hacía leer mucho para que no hiciera actividades que me fatigaran.

—¿Se acuerda de algún libro que lo haya marcado de niño?

—Leía mucho libros de historia y también sobre Hipólito Bouchard, un marino que fue héroe de nuestra Armada. Mi papá integraba la comisión de homenaje. A los 9 o 10 años leía mucho noticias internacionales. Era mi manera de llamar la atención y de comunicarme con mi padre.
 

—Usted viene de un hogar radical, ¿en algún momento le interesó o le llamó la atención otro espacio político?

—No, escuchaba mucho a mi padre y a mi tío. Fue una época en la que cayeron muchos dictadores en América latina. En mi familia había una gran valoración de la democracia republicana y de las instituciones.
 

—Si bien en 1955 usted tenía apenas 4 años, ¿recuerda cómo recibió su familia la noticia del derrocamiento de Juan Domingo Perón por la llamada Revolución Libertadora?

—Me acuerdo de lo que decían las radios, pero mi comprensión era poca.

—¿En su casa se celebró ese hecho?

—Sí, sí. Había una angustia muy grande por el gobierno. Había un manzanero que pasaba por la casa de mi abuela y le decía que pusiera una foto de Eva Perón y ella respondía: "Ni muerta". Eso fue algo que me impactó. Toda esa cosa de la escuela, en donde había que leer libros de ellos, de que Perón me ama y todo eso, se terminó. Hubo un festejo, una época de mucha esperanza.

—¿Qué piensa usted de la figura de Eva Perón?

Tengo una visión negativa porque la fundación y ese mecanismo de disciplinar no eran buenos porque se usaban fondos públicos que nadie controlaba. Tampoco me gusta ese verticalismo y adoración hacia Perón.

—¿Hay algo que destaque de la figura de ella?

—No. Lo único que me impresionaba era lo bien vestida que la veía en todas las apariciones. Era deslumbrante e inaccesible.

"Viví una época de grandes conmociones por los ataques guerrilleros y por la represión. Por supuesto, nunca estuve de acuerdo con la represión ilegal. Y sobre el número de desaparecidos se sabe que no fueron 30.000 sino 7.000. No me parece razonable repetir un número que no es".

—Le pusieron Ricardo Hipólito por Balbín, ¿qué le pasa con eso?

—Mi padre admiraba mucho la valentía de Balbín. Nunca me pesó. Tengo una visión muy positiva de él. Siempre que tuve la posibilidad de hablar con él, me dio una visión positiva, constructiva, pacífica y respetuosa de las instituciones.
 

—Cuénteme alguna anécdota con él...

—Cuando tenía 18 años leía muchos materiales que venían del laborismo hebreo y yo hablaba mucho de lo que había que estatizar para asegurar más igualdad y una vez Balbín me dijo: "Usted se olvida siempre de la libertad". Y eso me marcó. Fue una gran lección.
 

—¿A qué edad empezó a militar en la Franja Morada y qué destaca de esos años?

—Era estudiante de Ciencias Económicas en la Universidad de La Plata y tenía vinculación con el radicalismo. Toda la guerra de Vietnam me influyó. Fui dos veces a ese país. Quería saber qué había pasado verdaderamente. El debate en aquella época era el partido único o el pluralismo.

Ajuste en el gobierno de De la Rúa

López Murphy habla de "la casta" para referirse a los partidos de izquierda y sus diferentes expresiones a lo largo de la historia. Apegado a la formación política tradicional que recibió durante su juventud, acota ese concepto a un único universo ideológico, a diferencia de su contrincante, Javier Milei, al que mira de reojo y con quien se disputará el voto de la derecha en los comicios del 14 de noviembre.

—¿Qué enseñanza le dejaron los quince días en los que fue ministro de Economía?

—Asumí en un momento en que había habido un blindaje, un apoyo internacional muy grande, se había bandeado el plan y había que restaurarlo. Y eso fue lo que propuse, haciendo algunos recortes en el gasto, en los subsidios, en la política. Me parecía que estábamos bajo un tsunami y había que aguantarlo. Pero el liderazgo no podía creer la gravedad de la crisis y buscaba un atajo.

—¿Se arrepiente de haber propuesto recortar la inversión pública y el presupuesto educativo?

—El recorte a la universidad eran 40 millones. Ellos tenían fondos extrapresupuestarios. O sea, de 1.800 millones, 40 millones era una cifra muy pequeña. Era un programa moderado y adecuado a las circunstancias. Había que hacer algún recorte de gasto. En general, no se quería aceptar la realidad.

—Hace poco lo acusaron de negacionista por haber dicho que "no hay 30.000 desaparecidos", ¿cómo vivió la época del terrorismo de Estado?

—Viví esa época con gran dolor, tanto por las operaciones de las organizaciones guerrilleras y los ataques a las fuerzas de seguridad, a los regimientos...

—¿Considera que el accionar de las organizaciones armadas es equiparable a lo hecho por la dictadura cívico-militar?

—No, quiero decir que viví una época de grandes conmociones por los ataques guerrilleros y por la represión. Por supuesto, nunca estuve de acuerdo con la represión ilegal. Y sobre el número de desaparecidos se sabe que no fueron 30.000 sino 7.000. No me parece razonable repetir un número que no es.

—¿Tuvo algún familiar, amigo o vecino desaparecido?

—Conozco, pero no desaparecidos sino personas que murieron en combate. Todo eso siempre me pareció una tragedia.

—Criticó a su compañera de lista María Eugenia Vidal por chatear con el jefe de La Cámpora, Máximo Kirchner, ¿usted tiene algún amigo peronista?

 

—No, conozco a Jorge Remes Lenicov. Tengo una buena relación con Alieto Guadagni o gente que integraba el cafierismo.

 

 

 

El primer proyecto en el Congreso

 

—¿Cuál será el primer proyecto que presentará en caso de ser electo diputado?

 

—Mi interesa el tema del trabajo, dar una respuesta para el empleo, algo en esa materia y, sobre todo, facilitarle el trabajo a las pymes.

 

 

En Diputados ya tienen dictamen los proyectos de Violencia Institucional y Ministerio Público Fiscal, ¿cuál no apoyaría jamás?

—No votaría jamás el de Ministerio Público Fiscal.

Más notas de

Gabriela Vulcano

Reforma Judicial: ahora la oposición es la que apura los cambios en el Consejo de la Magistratura

Ahora la oposición apura los cambios en el Consejo de la Magistratura

En Juntos por el Cambios crecen las dudas sobre la reunión con Guzmán

En Juntos por el Cambios crecen las dudas sobre la reunión con Guzmán

Sin expectativas y en medio de internas, Juntos por el Cambio se prepara para el encuentro con Guzmán

Juntos por el Cambio se prepara para el encuentro con Guzmán

Morales se consolida como interlocutor de Juntos por el Cambio con el Gobierno y se posiciona en la interna

Morales se consolida como interlocutor de JxC con el Gobierno

Gerardo Morales marca diferencias con Rodríguez Larreta pero le apunta al ala "dura" de PRO

Gerardo Morales marca diferencias con Rodríguez Larreta pero le apunta al ala "dura" de PRO

Los gobernadores radicales ratificaron que no irán a la reunión con Martín Guzmán pero enviarán a sus funcionarios

Gobernadores radicales ratifican que no irán a la reunión con Guzmán

Los gobernadores de Juntos por el Cambio no asistirán a la reunión con Guzmán

Los gobernadores de Juntos por el Cambio no asistirán a la reunión con Guzmán

Sin Juntos por el Cambio, el oficialismo logró sancionar en el Senado la ley que reforma Bienes Personales

Sanciona el Senado la ley que reforma Bienes Personales

Diputados: el oficialismo se impuso ante JxC y aprobó con cambios el proyecto que reforma Bienes Personales

El oficialismo aprobó el proyecto que reforma Bienes Personales

La oposición ante el desafío de ratificar la construcción de una nueva mayoría en Diputados

La oposición ante el desafío de ratificar la construcción de una nueva mayoría en Diputados