El ajuste severo en el Presupuesto 2019, en pleno año electoral, generó preocupación entre los intendentes que salieron a realizar una reingeniería de sus números para no paralizar la obra pública.
 
El monto presupuestado por la provincia para obras en municipios es de unos 14.000 millones de pesos, pero varios intendentes se quejaron por los fondos que le corresponden a sus distritos.
 
Por caso, los municipios de Saavedra y de Laprida son de los que recibirán menos fondos. Y algunas intendencias del conurbano buscarán compensar con recursos propios.
 
En San Fernando, se anunció que destinarán 80 millones de pesos para las escuelas. El plan incluye construcción y ampliación de aulas, baños y salas; reparaciones infraestructurales; nuevos espacios verdes con juegos y patios; renovación de baños y sistemas hidráulicos; refacción de conexiones eléctricas,. 
 

El Intendente Luis Andreotti remarcó que se trata de fondos municipales y que "hay que agradecerle al vecino de San Fernando porque son ellos quienes pagan las obras”. Aludió asi al ajuste de los fondos provinciales.

El intendente de Laprida, Alfredo Fisher, se habia quejado porque su distrito solo tiene asignados 50.000 pesos.

De hecho, el ministro de Infraestructura, Roberto Gigante, había señalado que el presupuesto 2019 iba a ser para terminar las obras iniciadas, como prioridad, por las "restricciones" de fondos.