El presidente Mauricio Macri utilizó las redes sociales esta madrugada para enviar un mensaje navideño a los argentinos, en el que destacó que si bien "todo nos cuesta" durante el 2017, "vale la pena" en pos de construir "un país donde valga la pena vivir". 

"Con Juliana (Awada) queremos mandarles un beso enorme, desearles Feliz Navidad y decirles que tuvimos un año donde todo nos cuesta, pero vale la pena; estamos haciendo lo que había que hacer", sostuvo el mandatario en un mensaje de audio difundido esta madrugada desde la quinta Los Abrojos, en el partido bonaerense de Malvinas Argentinas, donde pasó la Nochebuena junto a su familia. 

"Estamos construyendo el país que soñamos, ese país donde valga la pena vivir, donde nuestros hijos y nuestros nietos puedan crecer y ser felices. Gracias, un abrazo grande a todos", afirmó Mauricio Macri, quien reveló también haber comido "como medio kilo de turrón" y haber recibido como regalo "ropa de deportes". 
Ayer, en la víspera de la Nochebuena, el Presidente había visitado junto a su esposa, Juliana Awada, su hija Antonia y la ministra de Desarrollo Social de la Nación, Carolina Stanley, el comedor comunitario Los Piletones, que dirige Margarita Barrientos, en el barrio porteño de Villa Soldati.

Luego, se trasladó hacia su quinta familiar en Malvinas Argentinas para pasar la Nochebuena, en tanto hoy viajará, también junto a su esposa y su hija, hacia la localidad neuquina de Villa La Angostura para pasar allí unos días de descanso y celebrar el Año Nuevo. 

En tanto, en el mensaje que emitió esta madrugada a través de la red social Facebook, Macri saludó a los argentinos: "Hola. ¿Cómo andan? Espero que hayan recibido algún regalito lindo. Yo recibí ropa de deportes; me encantó. Lo único malo es que, como siempre, son noches en la que uno come demasiado; me comí como medio kilo de turrón, pero acá estoy, queriéndoles mandar un cariño muy grande".