Luego de una semana por demás agitada en lo que hace a la cotización del dólar, que arrancó a 31,54 pesos y cerró en 37,99 tras haber llegado a los 41, el jefe de Estado convocó a los mandatarios de los dos principales distritos para evaluar el panorama económico y político, ya que la profundización del ajuste se dará en la previa de las elecciones de 2019.

De la partida también fueron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne; y el asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba.

El encuentro se da después de que el pasado jueves el titular del Gabinete económico anticipara que el lunes anunciará medidas fiscales tendientes a redoblar los esfuerzos para achicar el déficit.

En ese marco, el líder del PRO había reunido el últimos viernes a sus principales colaboradores en Olivos, así como también mantuvo diálogos con dirigentes y economistas de otros espacios: el objetivo de Macri es escuchar la mayor cantidad de puntos de vista para intentar implementar una serie de medidas que logren sacar adelante la economía nacional.

Además de las medidas que anunciará Dujovne este lunes, el Gobierno también acordó con el Fondo Monetario Internacional ( FMI) el adelantamiento de envíos de dinero pertenecientes al crédito stand by acordado meses atrás.

El cónclave en la Residencia Presidencial de Olivos también se da en medio de una fuerte oleada de rumores sobre cambios de nombres en el Gabinete e incluso de disminución de la cantidad de ministerios, para así reducir el gasto del Estado.

Uno de los principales focos de críticas y rumores fue el propio ministro coordinador, aunque el Gobierno descartó esa posibilidad.