El expresidente Mauricio Macri apuntó contra la estrategia de campaña del Frente de Todos y manifestó su preocupación por que "el esfuerzo y el ahorro de años pueda ser dilapidado por un régimen populista en muy poco tiempo" y agregó: "Argentina es un caso patético de retroceso de casi más de medio siglo producto de trabas y comportamientos mafiosos, que hay que romper".

En un evento organizado por el Centro de Análisis para Políticas Públicas, el dirigente de Juntos por el Cambio analizó que luego de las PASO "aparecen los vendedores de espejitos de colores que regalan todo lo que no tienen y destruyen el futuro". 

Tras finalizar su mandato, Macri no tuvo demasiadas apariciones públicas como referente opositor. Sin embargo, el clima electoral lo acercó nuevamente a la esfera pública, participando de los actos de campaña y con declaraciones eventuales pero muy duras contra el Gobierno

Ahora, y con la cabeza puesta en las Legislativas del 14 de noviembre, el dirigente del PRO espera que el resultado de los últimos comicios "se profundice" y en referencia a la gestión actual contrastó: "Un gobierno que ha hecho daño y lo volvió a profundizar está empezando a enfrentar la consecuencias de lo que ha hecho".

Derrota en 2019

En el debate, Macri fue consultado por el resultado de las elecciones presidenciales de 2019, donde Alberto Fernández se impuso sobre él con el 48,24%, y consideró que su "fallo" fue "no darle tanta importancia al simbolismo, que también es poder". "Si no hay un relato que justifique la épica te podés quedar solo de vuelta", agregó.

"Lo que nos llevó a no poder reelegir en el 2019 es que no había un entendimiento global de la necesidad de cambiar. Argentina es un caso patético de retroceso de casi más de medio siglo producto de trabas y comportamientos mafiosos, que hay que romper", ahondó.

En esta línea de cambio, se mostró cercano a algunas ideas de los partidos libertarios: "Las ideas que uno ha intentado impulsar en la gestión tienen que ver con las libertades. Soy un creyente de la libertad como un hecho central en la vida de una persona".

Sin embargo, recordó el clima electoral y marcó distancia con La Libertad Avanza, partido que tiene como principal figura a Javier Milei: "Surgió una versión mucho más extrema. Llegan a niveles de anarquismo. Dicen que no tiene que haber sistema, y ahí estamos en un borde en el cual no me siento identificado. La democracia es el peor de los sistemas pero es el único posible".