El ex presidente Mauricio Macri recusó al juez federal subrogante de Dolores Martín Bava, y pidió suspender la declaración indagatoria a la que el magistrado lo había citado por segunda vez en el marco de la causa supuesto espionaje ilegal contra familiares de víctimas del hundido submarino ARA San Juan durante el gobierno de Cambiemos. Mientras tanto, la querella pide su detención.

Pablo Lanusse, el abogado de Macri, presentó dos escritos al borde del horario en que el ex mandatario debía presentarse. En uno, recusó al juez por prejuzgamiento e imparcialidad contra el ex mandatario nacional y el primer motivo es por lo que dijo Bava en la citación.

En el segundo escrito, acusó a Bava de ser incompetente en virtud de que otros juzgados que investigan hechos similares dijeron ser los competentes. Esto, según la defensa, "genera" temor fundado de parcialidad, por lo que Macri no se presentará hasta que la Cámara Federal de Mar del Plata defina si Bava sigue al frente de la causa o no.

La defensa cuestionó el "compromiso emocional y personal" del juez con la causa. "La gravedad institucional que demandan avanzar de una vez por todas en el juzgamiento del espionaje político-judicial llevado a cabo de manera sistemática en la Argentina", dijo Martín Bava en la citación, y a ello hizo alusión la defensa, quien acusa que el magistrado tiene un "interés preexistente".

También lo cuestiona por arrogarse la competencia habiendo otras causas en otro juzgado.
En ese sentido, acusa que la Cámara federal porteña dijo que la causa debía tramitar en Comodoro Py, algo que el juez Ariel Lijo, ante quien se denunciaron hechos de espionaje a familiares de víctimas del ARA San Juan, aún no materializó.

Apoyo de Juntos por el Cambio

Luego de que Macri recuse al juez, los presidentes de los partidos que integran Juntos por el Cambio respaldaron al ex presidente y afirmaron que "la conducta del juez Bava es abuso de poder en plena campaña electoral". La declaración de apoyo llevó la firma de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich; el de la UCR, Alfredo Cornejo; de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro; y de Peronistas Republicanos, Miguel Ángel Pichetto.

"Desde Juntos por el Cambio manifestamos nuestra máxima preocupación frente a la conducta del Sr. Juez Federal subrogante de Dolores, Dr. Martin Bava, contra el ex Presidente Mauricio Macri en plena campaña electoral. Ante semejante desvío y abuso de poder, acompañamos el planteo de recusación de Mauricio Macri como herramienta legal para garantizar su derecho a ser escuchado por un juez imparcial", subrayaron en un comunicado.

"Creemos que cuestionar esos atropellos de un juez parcial y manifiestamente incompetente es también ejemplaridad republicana. En este sentido, nos solidarizamos con el ex Presidente Mauricio Macri y exhortamos a que la situación se resuelva de forma tal que consolide el mejor funcionamiento de la Justicia".

La querella pide que Macri sea detenido

La abogada Valeria Carreras, que patrocina a un grupo de familiares de submarinistas fallecidos en el hundimiento del ARA San Juan, pidió que el ex presidente sea detenido tras haber anunciado que no se presentaría a declarar ante el juez federal subrogante de Dolores.

A través de un escrito presentado ante el magistrado, la letrada peticionó que "se tenga por acreditada la reticencia y la incomparecencia injustificada del reo Macri" y que, ante ello, "se haga efectiva la orden de detención prevista en el artículo 288 del Código Procesal Penal".

La citación de Macri deviene de la causa por espionaje que se inició con el supuesto abogado Marcelo D'Alessio y cuando el juzgado estaba a cargo de Alejo Ramos Padilla. La acusación contra Macri fue impulsada por la actual interventora de la AFI Cristina Caamaño quien acusó que los informes de inteligencia llegaban a manos del jefe de Estado, y por eso la sospecha del juez en que eran ordenados por él. En este caso, se investiga el presunto espionaje ilegal sobre los familiares de los 44 submarinistas.