El senador nacional del Frente de Todos Oscar Parrilli afirmó este martes que "o le pagamos al FMI o la clase media puede viajar al exterior", luego de que la semana pasada el Banco Central restringiera la compra de pasajes hacia otros países en cuotas.

"Desde el 2005 aumentó el número de argentinos que viajaron al exterior de manera impresionante, durante nuestra gestión y gobierno", relató en una entrevista radial, y aclaró que "esto empezó a limitarse con las consecuencias de la política económica que llevó a cabo (Mauricio) Macri"

En ese contexto, el senador cristinista afirmó: "No opinaré de una medida en sí, pero sí puedo decir que con el FMI la clase media no va a poder viajar al exterior".

"Hay que ser claro: o le pagamos al FMI o la clase media viaja al exterior", porque "los dólares tienen que ir para el Fondo, esa es la verdad de la milanesa", insistió en ese sentido.

A tono con la postura oficial, Parrilli consideró que "debe honrarse la deuda con el Fondo" y agregó que "hay que ver la manera de que esto sea con inclusión social y no afecte al pueblo".

De todos modos, esto puede interpretarse como una moderación de la postura del senador frente al organismo de crédito, ya que en mayo pasado había impulsado un proyecto para que los Derechos Especiales de Giro (DEG) liberados por el FMI para Argentina por unos 4.300 millones de dólares fueran destinados a la ayuda social y no a pagar la deuda con el Fondo mismo.

La carta de Cristina sobre la negociación con el FMI

Con sus declaraciones de este martes, Parrilli siguió la misma línea que la vicepresidenta Cristina Kirchner expresó en su carta pública del último sábado.

Al respecto, dijo que la carta "pone las cosas en su lugar", ya que deja clara "la responsabilidad de cada uno y que acá no es responsabilidad de Cristina lo que ocurra con el Fondo". De esa forma, adhirió a la sentencia de la ex presidenta acerca de que "la lapicera" en la negociación con el organismo de crédito la tiene Alberto Fernández.

De todos modos, Parrilli agregó que cuando las autoridades del FMI le otorgaron el crédito a Macri "no se preocuparon por ver qué pensaba Cristina, sabiendo que iba a ser imposible de pagar", en referencia a que el préstamo no fue aprobado en ese momento por el Parlamento.

El senador agregó que "Cristina hoy está llamando a los dirigentes de la oposición a que se pongan a hablar en serio", para ver "qué proponen hacer con el FMI".