El ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunió este viernes en el Palacio de Hacienda con su par de Relaciones Exteriores, Santiago Cafiero, para repasar el estado de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional ( FMI), previo al viaje que el canciller realizará a Washington la semana próxima para entrevistarse con el secretario del Departamento de Estado de los EEUU, Antony Blinken.

La cuestión de fondo que sobrevolará todo el encuentro es un tema excluyente para la Argentina: la posibilidad de un aval político del gobierno de Estados Unidos, principal accionista dentro del organismo, a un acuerdo con el FMI.

Tal como adelantó BAE Negocios, Cafiero tiene previsto reunirse con Blinken el martes próximo, en el marco de las negociaciones que la Argentina lleva adelante con el Fondo Monetario Internacional para refinanciar la deuda contraída en 2018 por la administración de Juntos por el Cambio, según informó esta tarde la cartera económica.

Cafiero buscará el apoyo de Estados Unidos en la negociación con el FMI

Dicho sin eufemismos, Cafiero viaja a Washington para pedir apoyo en la negociación con el FMI. Según estiman en Cancillería, la administración de Joe Biden no tendría por qué obstaculizar un acuerdo, ya que no es responsable del préstamo que se le dio a la Argentina en épocas de Trump. Situación que se repite respecto a los gobiernos de Mauricio Macri y Alberto Fernández.

Estados Unidos no tiene por qué obstaculizar un acuerdo. Ninguna de las dos administraciones es responsable del préstamo que se le dio a la Argentina en épocas de Trump - Macri. Se sabe que fue un crédito estrictamente político. Ahora tienen la oportunidad de tener un rol más constructivo”, afirmaron a este diario fuentes del Ministerio de Relaciones Exteriores. 

En el propio Gobierno, de todos modos, reconocieron que luego de un primer momento en el que la administración Biden exhibió un mayor apoyo a Argentina en las negociaciones, la cuestión se estancó. “Perdió intensidad la instrucción hacia Tesoro”, afirmaron en ese sentido las fuentes oficiales. Ahora, Cafiero intentará revertir ese panorama.

La confianza está puesta en que las nuevas autoridades reconozcan que fue un crédito estrictamente político y confían en que ahora tengan un rol más constructivo.

Cafiero tendrá además, la difícil tarea de hacer que la administración Biden comprenda sobre la necesidad de la Argentina de quedar también fuera de cualquier conflicto entre Estados Unidos y China, o Rusia, países con los que es necesario mantener lazos comerciales.