La declaración indagatoria del ex presidente Mauricio Macri en la causa por espionaje a familiares del submarino ARA San Juan se suspendió este jueves al mediodía porque no fue relevado del deber de guardar secreto sobre temas de inteligencia y deberá fijarse una nueva fecha, informaron fuentes judiciales.

La suspensión se produjo luego de que Macri hubiera ingresado al juzgado de Dolores, tras realizar un breve acto junto a algunos militantes en una plaza aledaña, en la que dijo que su citación se daba "sin fundamentos" y dio a entender que tenía carácter político.

El ex presidente ingresó poco antes de las 12 al juzgado federal de Dolores a cargo de Martín Bava junto a su abogado Pablo Lanusse y se retiró casi una hora después sin declarar, informaron a Télam fuentes judiciales.

Qué pasó con Macri en la indagatoria de hoy

Según explicaron las fuentes, cuando iba a comenzar el trámite se informó que, por su condición de exmandatario, está obligado a guardar secreto de Estado.

La Agencia Federal de Inteligencia (AFI) informó al juzgado no estar en condiciones de relevarlo de esta obligación ya que el pedido debe hacerse ante el presidente de la Nación Alberto Fernández. Ante esto, la defensa solicitó la suspensión de la audiencia y el juez hizo lugar.

La nueva fecha se fijará una vez que se cumpla con este requisito para que Macri pueda hablar o responder preguntas vinculadas a cuestiones de inteligencia.

El abogado de Macri calificó la citación de "bochornosa"

"Hemos asistido a un acto absolutamente bochornoso", dijo el abogado de Macri en la causa, Pablo Lanusse, al salir del juzgado luego de la suspensión de la indagatoria, quien agregó que el juez federal Martín Bava tiene "animadversión" contra el ex presidente y buscaba "procesarlo antes de las elecciones".

"Nos hemos tenido que enterar recién hoy que el juzgado no cuenta con el relevamiento del secreto de inteligencia para que Macri pueda declarar", detalló Lanusse acerca de la causa de la suspensión de la indagatoria.

La indagatoria y el acto de Macri en Dolores

Macri llegó a las 10.30 a la sede de la Municipalidad de Dolores, donde mantuvo una reunión con dirigentes del PRO, como Jorge Macri y el jefe comunal local, Luis María Camilo Etchevarren. También lo respaldaron otros dirigentes como Patricia Bullrich, Fernando Iglesias, Waldo Wolff y Federico Pinedo.

Desde antes de las 7 comenzaron a llegar a la sede del juzgado, ubicado sobre la calle Buenos Aires en el centro de Dolores, efectivos de la Policía Federal que cortaron la calle y desplegaron un operativo de seguridad.

A dos cuadras del juzgado, en la Plaza Castelli, se montó una suerte de escenario en el acoplado de un camión, donde se desarrolló un acto de apoyo a Macri organizado desde Juntos por el Cambio (JxC).

A horas de la indagatoria, el tribunal de apelaciones rechazó la recusación con la cual la defensa de Macri pretendía correr de la causa al juez que el 1 de octubre dispuso que se lo convocara a dar explicaciones por el supuesto espionaje a familiares de las víctimas del ARA San Juan.

Macri está imputado desde hace más de un año por supuestas maniobras de espionaje ilegal que, de acuerdo con la investigación judicial, habrían tenido por objetivo monitorear las actividades de las organizaciones de familiares de las víctimas del hundimiento del submarino San Juan "desde la perspectiva de la afectación a la imagen de la gestión de Gobierno".